HELECHOS EN UN JARDÍN UMBRÍO

Helechos en el jardín

Tengo, desde hace mucho tiempo, una asignatura pendiente con los helechos.
Nuestro jardín está ubicado en una zona muy rústica y boscosa. Se trata de un terreno calcáreo, abrupto, salpicado de rocas y orientado en su mayor parte al noroeste por lo que disponemos de una buena zona umbrosa y húmeda donde se desarrollan de forma natural diversas clases de helechos y plantas propias de estos hábitats.

Yo procedo de una parte de España seca y árida donde los helechos no se dan, así que cuando me vine al Norte y empecé con el jardín, me enamoré de ellos que surgían por doquier y alegraban cualquier  rincón con las filigranas y encajes  de sus frondes.

Frondes jóvenes de Dryopteris affinis

Todos ellos crecen de forma espontánea y natural y no necesitan de ningún cuidado salvo las especies con frondes persistentes que hay que podárselas cuando se secan para que la planta  mantenga un aspecto limpio y agradable.

Los helechos pertenecen a un grupo de plantas un poco especial: las Pteridofitas que son plantas sin flores ni semillas por lo que para reproducirse utilizan otro procedimiento: las esporas.

Esporangios con esporas

Para hablar de ellos con propiedad, necesitamos conocer y utilizar algunas palabras específicas que nombran sus partes tales como:
  • Frondes: Es el nombre que reciben las hojas de los helechos. Las frondes poseen un peciolo (Tallo o rabillo) que las une al resto de la planta y una lámina con un eje central llamdo raquis. La lámina puede ser entera o estar dividida en pequeños segmentos o foliolos llamados pinnas.
Raquis de la fronde de un helecho
Lámina dividida en foliolos con el raquis central de color oscuro.
  • Pinnas: como ya he dicho, son las piezas o foliolos en los que puede estar dividida la fronde. Suelen estar situadas a los dos lados del raquis o eje central y pueden estar divididas a su vez en segmentos más pequeños llamados pínnulas.
Pinnas con pínnulas
Lámina dividida en pinnas y éstas en pínnulas
  • Esporangios: son  pequeños receptáculos que contienen las esporas. Aparecen en la época reproductora en la parte posterior o envés de las frondes y pueden encontrarse dispersos o agrupados en soros como en la fotografía.
  • Soros: se denomina así al conjunto de esporangios. Pueden tener forma elíptica, redondeada u otra y hallarse protegidos por una lámina o escama llamada indusio. Esta lámina es la que le da forma al soro y dicha forma  sirve para clasificarlos.
  • Cuando el soro se abre y salen las esporas, éstas son transportadas por el viento y cuando encuentran un lugar propicio, se adhieren al suelo y comienzan el proceso a partir del cual se crea una nueva planta.
Soros
Conjunto de esporangios

Bien, pues después de esta introducción y este pequeño glosario, iré presentando todas las especies que habitan el jardín. Lo haré poco a poco, post a post para no cansar a los lectores e iré añadiendo aquí los enlaces a dichas páginas:



Polipodio (Polipodyum cambricum)


Helecha (Polystichum setiferum) 

Comentarios

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA

NARANJOS Y LIMONEROS: conocerlos y cuidarlos