viernes, 24 de febrero de 2017

COLOR EN EL JARDÍN TODO EL AÑO Plantas que florecen en febrero


Febrero, en esta zona, es uno de los peores meses para el jardín. Un mes frío, lluvioso, ventoso y muy desapacible aunque este año empezó así y está terminando, de forma excepcional, con temperaturas cercanas a los 20ºC.

Las heladas son pocas y no demasiado fuertes pero el viento hace verdaderos estragos. Un viento sur huracanado que puede soplar durante una semana seguida y que deja a las plantas de hoja perenne totalmente abrasadas, rompe y desgaja ramas e incluso llega a tumbar árboles.

Pese a todo, las plantas resisten y alegran como pueden el jardín

Ahora mismo pueden verse florecidas algunas que ya venían haciéndolo en meses precedentes tales como campánulas, dimorfotecas, durillos, poligalas...) y otras que han  iniciado estos días la floración.
Entre las primeras, destacan:


Las bergenias, que ya empezaron a florecer el mes pasado y continuarán durante toda la primavera y parte del verano. Son muy duras y resistentes. Yo las adoro. Para más información sobre ellas, pinchar aquí.


Las camelias: muy prolíficas, con larga floración que extienden hasta el verano. Resisten heladas no demasiado severas y requieren clima fresco y húmedo.


Las poligalas: resistiendo como pueden los vendavales. Algunas han quedado destrozadas, otras arrancadas de cuajo. ¡Pobrecitas! ¡estaban tan bonitas!

Entre las que florecen ahora por primera vez en el año, se encuentran:


Myosotis o Nomeolvides: planta herbácea de hoja perenne con pequeñas flores de un azul puro y luminoso. Le gustan las zonas umbrías y el clima templado o fresco aunque se adapta fácilmente a otras condiciones más adversas. Se reproduce ella sola con mucha facilidad mediante semilla y no requiere cuidados especiales salvo el de no dejar que pase sed.


Arabis: planta herbácea perenne propia de rocalla. Le gustan los terrenos calcáreos y el suelo húmedo. Requiere una poda de toda la vegetación del año justo después de la floración.


Allium o Ajo blanco: planta bulbosa que produce un tallo o escapo al final del cual surge una umbela de numerosas flores de un blanco delicado. Propia de climas templados, poco resistente a heladas fuertes. Se reproduce muy fácilmente y no necesita cuidados. Plantas un año los bulbos y te olvidas.

Hebe

Hebe: planta semiarbustiva de hoja perenne muy adecuada para rocallas y terrenos calcáreos. Le gusta el sol y el clima templado. Para que se mantenga hermosa, hay que podarla después de la floración. Se multiplica por esquejes en primavera.

Siemprevivas

Siemprevivas: plantas suculentas con preciosas rosetas y flores de un amarillo muy vivo, muy fáciles de cultivar y muy adecuadas para rocallas. No les gusta el exceso de humedad y les encanta el sol y la luz.


Narcisos trompeteros: plantas bulbosas de muy fácil cultivo. Ésta es la variedad que primero florece. Se adaptan a cualquier lugar y se naturalizan muy fácilmente. Se reproducen por bulbillos que se plantan en octubre.

Entre las flores silvestres que crecen espontáneamente en el jardín, la pradera y los rincones umbríos, destacan:


Prímulas: silvestres, de color amarillo pálido

Prímulas

y naturalizadas, procedentes de plantas cultivadas hace tiempo, que se han reproducido ellas solas mediante semillas y diseminado por el césped y rincones húmedos.

Eléboro verde

Eléboro verde: hermosa pero venenosa planta silvestre, perenne, de la familia de las ranunculáceas, con flores verdosas, que crece en terrenos calcáreos y zonas umbrías.

Diente de león (Taraxacum officinale)

Diente de león: planta herbácea perenne, considerada una mala hierba cuando nace entre el césped pero con muchas propiedades culinarias y medicinales. Sus flores solo se abren a pleno sol.


Celidonia menor (Ranunculus ficaria) que seguirá floreciendo hasta mayo.

También otras como violetas silvestres y margaritas.

Entre los árboles frutales, comienzan a florecer algunos ciruelos.

Flores del ciruelo
Ciruelo floreciendo
Además de flores, también se ven otras cosas muy hermosas. Mirad, si no, los brotes del granado.


Si se desea, ver también: