Entradas

Lo que necesitan nuestras plantas para sentirse bien

Imagen
Desde luego, no hace falta ser ingeniero agrónomo para cultivar con éxito, en una maceta o jardinera, una planta de albahaca o perejil o cualquier hortaliza que nos apetezca pero si viene bien tener idea de cuáles son las necesidades básicas de cualquier planta para poder satisfacérselas y conseguir que crezca sana y feliz.

Las plantas, ante todo, son seres vivos igual que lo somos los animales y las personas y aunque parece una simpleza decirlo, solo con recordar esto, sabremos a qué atenernos con ellas.

¿Qué necesitan las plantas?

Suelo o tierra 
donde sostenerse y del cual extraer los minerales que son su alimento.


Agua 
para que se diluyan los minerales del suelo y poder absorberlos. También para refrescarse por medio de la transpiración.

Con altas temperaturas las plantas aumentan la transpiración por lo que es necesario regarlas más. Igualito que nosotros que cuando sudamos, necesitamos beber para reponer el agua perdida.
Con frío disminuye, por esa razón en invierno hay que rega…

Camelias y té

Imagen
La camelia fue uno de los primeros árboles que plantamos en el jardín.
Son tan hermosas que, pese a saber perfectamente que el terreno calcáreo* no le iba a gustar en absoluto, no pudimos resistir la tentación.

Le preparamos un buen hoyo, lo llenamos con tierra ácida* y materia orgánica y cruzamos los dedos.
Lo cierto es que aunque no ha crecido mucho, ha resistido sin enfermar ni ponerse mustia durante 30 años. Ahora ha llegado el momento de decirle adiós y quiero hacerlo dedicándole una página.


La camelia (Camellia japonica) es un árbol oriundo del Japón que en su hábitat natural puede llegar a alcanzar más de 7 metros de altura.


Tiene unas preciosas hojas perennes, brillantes por el haz, opacas por el envés, coriáceas*, ovaladas, con el borde crenado o denticulado y terminadas en punta.


Las flores, muy decorativas, tienen el cáliz formado por sépalos también coriáceos y rodeado de brácteas* verdoso-amarillentas con el borde algo escarioso*.


Hoy día, hay multitud de variedades co…

Alhelí, flor de mi infancia

Imagen
El Páramo Leonés es una comarca agrícola-ganadera al sur de la provincia de León, hoy día próspera y casi verde gracias a las aguas del canal que la recorre.
Cuando yo era muy pequeña y el canal aún no llegaba al pueblecito paramés en el que vivía, el agua era un bien muy preciado y muy escaso del que solo disponían con moderada abundancia los afortunados que tenían un pozo en el corral.

Las mujeres tenían que recorrer un buen trecho con una cuesta incluida para ir a la fuente y llevar a casa unos calderos de agua.
Con aquel agua cocinaban y se lavaban en invierno (para el verano estaba el reguero si no venía seco o el río algo más lejos a donde iban a lavar la ropa durante todo el año)

Imaginaos lo que suponía tener en aquellas condiciones un par de tiestos con flores en el patio.

Bien, pues rara era la casa donde no había ese par de tiestos que prestaban su toque de color a las austeras paredes de tierra apisonada o de adobes de barro típicas de la zona.


Se aprovechaba para regarlo…

El jardín menguante

Imagen
Durante todos estos  años he ido mostrando en el blog la evolución de nuestro jardín.


Poco a poco, con esfuerzo, dedicación y entusiasmo, fuimos abriendo caminos, plantando taludes, rellenando desniveles, sorteando pendientes, colocando plantas, huertos y frutales aquí y allá.


Todo ha ido quedando plasmado mas o menos en las páginas de este blog. Todo lo he contado para disfrute y aprovechamiento si procede, del que quiera verlo.


Pero los años pasan y las fuerzas flaquean. Ya no podemos abarcar tanto y no queremos que su conservación se convierta en algo problemático. Al mismo tiempo, queremos seguir ocupándonos de él pero más relajadamente.


¿Solución?: una reconversión que ya hemos iniciado, que en principio nos supuso renuncia y pena pero que ahora nos tiene encantados. Otra vez ilusionados con un nuevo proyecto al que ya se le ven los aciertos.



La reconversión ha consistido fundamentalmente en:

* Eliminar todos los frutales que no eran específicos de la zona y por lo tanto su prod…

HELECHOS SILVESTRES: helecho común, (Pteridium aquilinum)

Imagen
No me extraña nada que el nombre vulgar de este helecho sea el de “helecho común” ya que sin duda es uno de los mas abundantes si no el que más.
Forma parte del sotobosque de los bosques caducifolios y cubre también grandes extensiones en las laderas montañosas de zonas de clima húmedo.
También podemos encontrárnoslo en herbazales, incluso a la orilla del mar y cuando yo era pequeña, lo veías siempre en las cajas de pescado haciendo de cama verde y fresca a los jureles y sardinas.

Tiene, al igual que otros muchos helechos, un rizoma largo, ramificado y cubierto de páleas o escamas vellosas de color pardo con el que se sujeta al suelo.
Sus frondes crecen separadas y hacia arriba de forma que la planta puede llegar a alcanzar los 2 metros de altura.


Las frondes son marcescentes que quiere decir que, aunque caducas, cuando se secan y mueren no caen al suelo sino que permanecen en la planta. De ahí el color dorado que adquieren los sotobosques y las laderas de las montañas en otoño e inv…

Westringia fruticosa, ideal para jardines de fácil mantenimiento.

Imagen
Hoy quería hablar de un arbusto fantástico: el romerino o romero australiano (Westringia fruticosa).

Ya he contado que últimamente estamos remodelando el jardín para eliminar todo aquello que nos suponga exceso de trabajo y quedándonos con lo que resulte sencillo, bonito y de fácil mantenimiento.


Bien, pues entre las plantas elegidas para quedarse se encuentra la westringia que es un arbusto de hoja perenne, de la familia de las Labiadas.

No es una planta espectacular pero si bonita y cumple a la perfección con todos los requisitos para quedarse a vivir en un jardín de fácil mantenimiento:
Tiene un crecimiento relativamente lento, desarrollando de forma natural un porte redondeado y compacto. Con el tiempo puede llegar a alcanzar el metro y medio de altura por lo que arreglarla y podarla si fuera necesario, no supone un problema.En este clima nuestro, florece a lo largo de todo el año. En otros menos suaves, lo hace desde la primavera al otoño.Se adapta a cualquier suelo siempre que d…