SAUCO o SAUQUILLO: no conviene confundirlos

Frutos del sauquillo

Sauco y sauquillo: los dos se parecen en algo más que en el nombre pero mientras uno de ellos produce frutos comestibles, el otro los produce tóxicos y ésta es una diferencia lo suficientemente importante como para que convenga tener las cosas claras ¿verdad?

A poco que observemos, la confusión no es tan fácil. Veamos las diferencias

SAÚCO (Sambucus nigra)

  • Pertenece a la familia de las Caprifoliáceas
  • Es un arbusto o pequeño arbolillo de hoja caduca y tallos verdes de jóvenes pero leñosos al madurar.

  • Crece en bosques, setos y terrenos baldíos por toda Europa, excepto en Islandia (no sé si también crece en América).
  • Puede alcanzar hasta 6 metros de altura.
  • Sus hojas, compuestas, tienen entre 5 y 7 foliolos que son  de forma oval-lanceolada con borde aserrado.
  • Sus flores forman corimbos que con el tiempo se vuelven colgantes. Son blanquecinas, con 5 pétalos soldados y tienen estambres con anteras de color amarillento.
  • Florece de mediados a finales de primavera.
  • Fructifica de mediados de verano a mediados de otoño.
  • Los frutos son bayas (con tres o cuatro semillas en el interior)  y se emplean para elaborar vinos y jaleas. Hervidas con agua y filtradas, con azúcar, unos cuantos hielos y una rodaja de limón, creo que hacen una bebida deliciosa (yo no la he probado aún). A los pájaros también les encantan.

Le gusta el suelo húmedo, el clima templado o fresco y la semisombra.

SAUQUILLO o yezgo o ébulo (Sambucus ebulus)

  • Pertenece también a la familia de las Caprifoliáceas.
  • Es una planta herbácea perenne que desarrolla tallos erectos poco ramificados.
  • Crece en terrenos baldíos y bordes de caminos.
  • Puede alcanzar cerca de los 2 metros de altura.
  • Sus hojas son compuestas, con entre 5 y 9 foliolos lanceolados con el borde aserrado.
  • Las flores, a diferencian de las del saúco, tienen las anteras de color rojo.   Están reunidas en corimbos de tres radios principales.

  • Florece durante el verano.
  • Fructifica en la segunda mitad del verano. Produce drupas (con una sola semilla)  negras o violáceas que son tóxicas y purgantes.

  • Sus hojas son medicinales. Se han utilizado para el tratamiento del reúma.
  • Le gustan los terrenos húmedos y sombríos y los suelos arcillosos y calizos.            

Comentarios

  1. Muchisimas gracias por la información, a veces tendemos a equivocarnos en algo tan sencillo como los nombres y en este caso puede ser peligroso por sus frutos. Mil gracias por mostrar en que se difieren. Un abrazo desde Plantukis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raul, nunca está de más toda la información posible para no cometer errores ¿verdad? Un saludo

      Eliminar
    2. Pues el sauco lo había oido y habría pensado que por el nombre sería lo mismo el sauquillo error el mío, desde luego viene bien tener información sobretodo por el tema de lo que da frutos comestibles ya que en este caso uno es tóxico y el otro no,interesante y útil,besos

      Eliminar
  2. Interesante post, la naturaleza tiene miles de secretos en las plantas que poco a poco vamos conociendo. Gracias por compartir!!!! Saludos desde Canarias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre me he maravillado de todo lo que nuestros antepasados aprendieron de las plantas, supongo que a veces pagándolo incluso con la vida. Un beso

      Eliminar
  3. Hola Lidia! Muy clara la explicación para poder diferenciarlos. Ahora habrá que probar el licor de Sauquillo
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡NOOO! de sauquillo no, que ese es el tóxico. Por esta razón hice el artículo, porque es muy fácil confundirlos ya que son de la misma familia y tienen un nombre muy parecido.

      Eliminar
  4. Una entrada muy instructiva Lidia, no se nada del sauquillo, y si bastante del saúco, aparte de ser comestibles sus frutos, también los son sus flores con una pasta orly ligera están buenísimos, pero lo más importante para mi de este maravilloso árbol es que sus flores maceradas en agua 12 horas, me curan una alergia que me produce otra planta, la heracleum sphondylium.
    Besiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! me imagino que tendrás uno en el jardín y lo mimarás mucho. Me sorprende que no conozcas el sauquillo ya que suelen crecer en las mismas zonas. Un beso y muchas gracias por la receta que nos proporcionas de paso.

      Eliminar
    2. Imaginas bien, pero no necesita ningún cuidado, aquí es considerado un invasor, mis vecinos no entienden como tango algo así en la finca... y, me han pedido en alguna ocasión, que corte las ramas que se acercan a su muro, porque los niños pueden coger los frutos y envenenarse... por supuesto ya les quité de su ignorancia, pero creo que no les he convencido... ya sabes que hay gente pa to!
      Y el sauquillo por aquí no lo hay, lo conozco por los libros, nunca llegue a verlo al natural.
      Bicos

      Eliminar
    3. Yo también tengo saúco en el jardín. Conservo muy bonitos recuerdos de mi niñez cuando jugábamos a las comiditas con las flores y con los frutos pero también conozco gente que les tiene miedo y es yo creo porque han oído que los frutos del sauquillo son tóxicos y los confunden. Por eso me animé con esta entrada. Un beso

      Eliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA

NARANJOS Y LIMONEROS: conocerlos y cuidarlos