MEMBRILLEROS (Cydonia oblonga) Características, cuidados, poda

Flor del membrillero

Los membrilleros son árboles muy hermosos y decorativos. No en vano trató de inmortalizarlos Antonio López y desde luego, lo hizo Víctor Erice en su película “El sol del membrillo”
Son de la familia de las Rosaceas, hermanos de los manzanos y perales pero mucho menos vigorosos que éstos por lo que suelen usarse como portainjertos de aquellos.

Son de hoja caduca y de pequeño o mediano tamaño (de 3 a 5m de altura).

Membrillero en invierno

Sus hojas, dispuestas en las ramas de forma alterna, son grandes, ovaladas, de color verde oscuro por el haz y tomentosas (blanquecinas o grisáceas, algodonosas) por el envés.

Sus flores, grandes y aparentes, nacen solitarias. Tienen cáliz tomentoso y pétalos entre rosados y blancos. Aparecen en primavera.

Flor del membrillero

Sus frutos son pomos más grandes o pequeños según las variedades. Son redondeados, algo irregulares y tienen la piel algo tomentosa. Su carne es perfumada, dura, granulosa, astringente, de sabor ácido por lo que no suele consumirse fresco como la manzana sino cocinado.

Fruto del membrillero aún verde

Maduran en otoño pasando del color verde al amarillo. Tienen muchísimos usos culinarios: en dulce, en compota, en puré, cocidos o asados.

Su cultivo es fácil. Alcanza edades avanzadas y una vez establecido apenas requiere atención.
Existen en el mercado diferentes variedades. Los hay más adecuados para zonas cálidas, más o menos productivos, mejores para conservas, de cosecha precoz…por lo que conviene informarse con un viverista de confianza.
Los más conocidos son el membrillo pera y el membrillo manzana. El primero madura antes, es de sabor más suave, de carne más blanda y con menos células pétreas (granillos); el segundo es más aromático; ambos contienen abundantes taninos, pectina, fibra y potasio.

Membrillero con frutos

QUÉ LES GUSTA 
Un clima frío en invierno y soleado en verano y otoño con primaveras frescas pero sin heladas fuertes pues sus flores son muy sensibles a ellas.
Los terrenos de consistencia media, frescos, fértiles, profundos, que retengan la humedad pero que no se encharquen.
Tener el suelo limpio de malas hierbas.
Durante los primeros años, hasta que el tronco se hace fuerte, hay que ponerle un soporte o tutor.
Como es un árbol dado a padecer de clorosis, se le aplican en marzo 35g de sulfato amónico y abundante compost o materia orgánica.

QUÉ NO LES GUSTA
Los terrenos calcáreos no les gustan; los calizos no los soportan.

PLANTACIÓN
Se planta durante el reposo vegetativo, de noviembre a marzo.
Se prepara previamente el terreno, excavando un hoyo y mezclando fertilizante o abono orgánico en abundancia. Se coloca un rodrigón que le servirá de soporte
Se planta y se ata al rodrigón de forma que el lazo no presione o dañe la corteza y le deje engordar.
Se riega nada más plantarlo.

Flores de membrillero

PODA
Los membrilleros desarrollan una copa algo irregular con muchas ramas y ramillas.
Al ser de crecimiento lento o moderado no requieren más que una buena poda de formación que se le practica en invierno durante los primeros años y una mínima poda de mantenimiento que es conveniente hacérsela “al verde” en el verano ya que soportan mal los cortes.

Si están plantados en un jardín o en un huerto familiar, suelen podarse en forma de mata o de vaso bajo o medio (la ramificación a 60-100cm de altura). Si la zona es fría, conviene cultivarlos en abanico contra un muro bien orientado.

Producen los frutos hacia el cuarto año, en los ápices de la vegetación del verano anterior, sobre espolones y sobre “brindillas” que son unas ramitas finas de entre 15 y 30cm de longitud que terminan en una yema de flor.
Estas ramillas por tanto, no deben despuntarse nunca en la poda ya que nos quedaríamos sin cosecha.
  • Poda de formación
La poda de formación se realiza en invierno durante los tres primeros años, cortando las ramas principales entre la mitad y un tercio por encima de una yema dirigida hacia fuera y recortándole unos centímetros a las ramillas laterales que estorben en el centro y a aquellas que nazcan cerca de los ápices y compitan con las ramas principales.
También se eliminan los brotes basales y todos aquellos que surjan en el tronco por debajo de la cruz.

  • Poda de mantenimiento
La poda de mantenimiento consistirá en recortar algún brote demasiado largo o eliminar alguno donde sean excesivos.
Si surgiera alguna rama lateral muy vigorosa o largirucha que rompe la armonía, se le realiza un corte de retorno, acortándola por encima de algún brote bien dirigido.
Iremos así consiguiendo un arbolillo con el centro abierto pero no desnudo ya que si no quedaría desprotegido.

Membrillo maduro
  • Poda de rejuvenecimiento
Tengo que decir que yo, personalmente, aún no he tenido necesidad de practicar este tipo de poda pero aunque no tenga experiencia directa con ella, sé cómo debo hacerla cuando llegue el momento:
A finales del invierno, eliminaré primero las ramas muertas y enfermas y las que crezcan hacia dentro de la copa cruzándose con otras bien situadas.
Después, recortaré las ramas restantes a la largura que me convenga cortando siempre por encima de una ramilla que esté bien situada y que crezca hacia fuera. Esta ramilla se convertirá en la guía de la rama cortada.
Una vez realizada la poda, le aplicaré una capa de materia orgánica o un fertilizante. Al mes siguiente le pondré sulfato amónico para evitar la clorosis.

RECOLECCIÓN
Se realiza lo más tarde posible para que los frutos almacenen sabor y aroma pero antes de las primeras heladas, entre finales de octubre y principios de noviembre.
Se arrancan con el pedúnculo, se extienden sobre una estera o en cajas y se colocan en un lugar oscuro, seco y fresco.
No hay que guardarlos mezclados con otras frutas pues aceleran la maduración de las demás.

Para ver algunos usos culinarios y recetas con membrillos, podéis visitar la pagina: membrillos de mi blog de Cocina sana y fácil.

Comentarios

  1. Tengo un jardín muy grande y justo tengo dos membrilleros así que tu post me viene genial para saber más acerca de ellos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que tú también podrías contarnos sobre ellos muchas cosas interesantes. Un beso Noe

      Eliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

NARANJOS Y LIMONEROS: conocerlos y cuidarlos

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA