HELECHOS SILVESTRES: Polipodio (Polypodium cambricum)


En una entrada anterior (ver aquí) hice un pequeño repaso del vocabulario básico imprescindible para entendernos con los helechos ya que sus partes se denominan de manera diferente a las de las plantas con flores.

Tal como expliqué también en aquel artículo, inicio hoy la descripción de los helechos silvestres que crecen de forma espontánea en nuestro jardín y zonas de alrededor y elijo para empezar al más común y frecuente de ellos: el polipodio (Polypodium cambricum).

El polipodio es un helecho perteneciente a la familia de las Polypodiáceas, familia que pertenece a su vez al grupo de las plantas pteridofitas o pteridófitas llamadas también criptógamas vasculares que poseen vasos conductores de savia pero carecen de flores para reproducirse por lo que lo hacen mediante esporas.

El polipodio, al igual que otros helechos, se sujeta a la tierra por medio de un rizoma rastrero del que surgen las frondes.


Las frondes poseen un tallo de tamaño algo menor que la lámina.
La lámina está formada por un eje central o raquis y pinnas estrechas situadas a los dos lados de dicho eje y conectadas entre si por la base (pinnatipartidas).


El borde de las pinnas es dentado con dientes apenas perceptibles.


El primer par de pinnas es reflexo o sea se dirige hacia la base; los demás siguen todos la misma dirección.


La lámina presenta su anchura máxima en la base y es de color verde amarillento.

Los soros son de forma elíptica o redondeada. Se encuentran situados en el envés de las pinnas y están ordenados en dos hileras. Carecen de indusio o lámina protectora.



El polipodio crece entre las rocas calizas, grietas y muros de zonas cálidas y húmedas desde el nivel del mar hasta los 1000 metros de altitud.

Polypodium cambricum

Polypodium cambricum se podría confundir con Polypodium vulgare sin embargo hay dos características que los diferencian: el P. vulgare tiene su anchura máxima hacia el medio de la fronde y el primer par de pinnas no es reflexo.

Comentarios

  1. Muchas gracias por la información. Un saludo desde Plantukis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Raul, por la visita y el comentario. Un abrazo

      Eliminar
  2. En este momento me acaban de cantar tus alabanzas, y razón tiene Elena Rincón en todo lo que me cuenta.
    Enhorabuena .
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maruxa: encantada de saludarte de nuevo. Y ¡qué cabeza la mía! no me doy cuenta de quién es Elena Rincón (que ella me perdone) aunque supongo que una buena amiga bloguera si es que te ha contado cosas positivas sobre mis blogs. Un abrazo para las dos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA

FLORES SILVESTRES DE COLOR AZUL, MORADO Y LILA