LA ENREDADERA DE VIRGINIA (Parthenocissus quinquefolia)


Mis sentimientos respecto a esta planta están encontrados: me parece una de las enredaderas más hermosas que se pueden tener en el jardín y no prescindiría de ella por nada del mundo pero es tan sucia que todos los años, cuando suelta primero la flor y luego la hoja, me arrepiento de no tener el valor de cambiarla de lugar.
Y ahí sigue y seguirá, en el lugar donde la situé, llenando de alegría, frescura y color toda la pared norte de la casa.

Enredadera de Virginia sobre la fachada de la casa

Fue lo primero que puse en el jardín cuando compramos la casita. Y cometí con ella uno de los errores típicos de la gente novata en jardinería.
La coloqué donde me gustaba, sobre la pared de entrada, al borde de la terraza, cosa que no recomiendo porque lo que tiene de bonita lo tiene de sucia.

Hojas secas de la enredadera de virginia sobre el pavimento

Se trata de una planta trepadora caducifolia de origen americano, de la familia de las Vitáceas, muy decorativa, sobre todo en otoño, por la coloración de su follaje.

Enredadera de Virginia en otoño

Es de rápido e intenso crecimiento y ha de tenerse en cuenta este detalle si el lugar del que disponemos es pequeño ya que puede alargarse y alcanzar los 20 metros, encaramarse por muros, árboles y postes, cubrir taludes y terraplenes, cubrir un enrejado o colgar de pérgolas o farallones.

Enredadera de Virginia sobre un enrejado

Sus hojas son grandes, de hasta 10cm, palmeadas y están formadas por 5 foliolos con el borde aserrado.
Hoja de la enredadera de Virginia

Son delgadas y ligeras y van variando de color a lo largo de las estaciones: verde claro en primavera, verde vivo en verano, amarillo, dorado, naranja y rojo oscuro en otoño.

Diferentes coloraciones de las hojas de la enredadera de Virginia

Sus flores son diminutas, en racimos, poco aparentes.

Flores de la enredadera de Virginia

Sus frutos son bayas redondas no comestibles de color negro azulado.

Frutos de la enredadera de Virginia

Es una enredadera muy adecuada para cubrir muros umbríos, al norte o noroeste pues al ser de hoja suelta, ligera y caduca, permite que circule el aire entre ella y la pared y no da lugar a humedades. Al contrario, la protege de las lluvias. Solo hay que tener la precaución (que yo no tuve como os he contado) de situarla en zonas donde no se encuentre la puerta de entrada para que al soltar la flor y la hoja no tengamos que estar cada poco con el escobón en la mano.

Enredadera de Virginia a finales de verano

QUÉ LE GUSTA
Le gusta un suelo húmedo y bien abonado pero se adapta a cualquier circunstancia y aguanta estoicamente la sequía.
Le gusta el sol pero también vive a sus anchas, como ya he dicho, en posiciones de semisombra e incluso de sombra.
Si queremos que cubra un muro, lo ideal es instalar un alambre debajo del alero todo a lo largo de la pared o fachada. Guiaremos la planta vertical hasta arriba y cuando alcance el alambre iremos sujetándola de tramo en tramo a medida que crezca. Así, sus ramas laterales caerán como una cortina sobre la pared.

Coloración otoñal de la enredadera de Virginia

CÓMO Y CUANDO SE PODA
Al ser de crecimiento bastante exuberante, el objetivo fundamental de la poda será el de mantenerla lo más cerca posible del muro y contenerla en tamaño.
Suprimiremos los brotes mal orientados o excesivos y recortaremos los demasiados largos. Podremos hacerlo tanto en verano como en invierno.

Enredadera de Virginia a principios de invierno
Brote cruzado que hay que eliminar

CÓMO SE REPRODUCE
Resulta muy fácil de reproducir por medio de esquejes tiernos en primavera u otoño o estaca semileñosa en verano.
Pondremos tres esquejes en una maceta (ver procedimiento) y trasplantaremos el más fuerte y vigoroso al lugar definitivo a finales del invierno o principios de la primavera siguiente.
Practicaremos previamente un buen hoyo en el suelo que rellenaremos con mezcla de tierra y compost o materia orgánica.
La colocaremos algo separada del muro (a unos 30 cm de distancia)
Si la planta madre crece en un talud, es muy fácil conseguir un esqueje de tallo ya con raicillas.

Enredadera de Virginia iniciando la coloración otoñal

Además de esta variedad de la que estoy hablando, existe en el mercado otra la Parthenocissus tricuspidata, llamada también Parra virgen o Viña virgen, de origen japonés, con hojas más toscas, trilobuladas, de un verde más brillante y con fuerte coloración otoñal.

Comentarios

  1. Qué bonita es! Por aquí no la he visto.
    Besos Ruqui

    ResponderEliminar
  2. Hola Norma, sí que es bonita, si. A mi me gusta mucho mas que otras con floración muy vistosa y es que el colorido de ésta en otoño es inigualable así que por eso le perdono lo sucia que es. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Ruqui, te comprendo perfectamente, pero la verdad es que queda tan bien en tu preciosa casa... algunas cosas tienen esos inconvenientes pero quizás te compense pasar la escoba de vez en cuando.. jajaja A mi también me daría mucha pena quitarla.. o cambiarla..
    un beso
    Margó

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA

FLORES SILVESTRES DE COLOR AZUL, MORADO Y LILA