Las aves del jardín


Nos recomiendan los libros de jardinería atraer vida animal al jardín pero nosotros no hemos necesitado nunca hacer esfuerzo alguno al respecto. Insectos, mamíferos, aves y reptiles estaban ya aquí cuando nosotros llegamos y por aquí siguen.

Lo que nunca imaginé, hasta que me dio por confeccionar una lista, es que fuera tan elevado el número de aves diferentes que o viven aquí todo el año o nos visitan periódicamente.

Como he tenido la suerte de poder contar con la colaboración de un gran fotógrafo: Gaspar Guerra de la Huerga que me ha cedido estas maravillosas fotos, he decidido preparar una entrada para mostraros de qué aves se trata.

Espero que disfrutéis con ella.


Arrendajo (Garrulus glandarius)

Viven en el bosque colindante y al principio se mostraban asustadizos y apenas subían al jardín. Ahora han ganado confianza y ya se acercan incluso a la casa.
Hacen sus nidos en los árboles.
Se alimenta de bellotas, nueces y otros frutos; también de huevos y crías de otras aves.

Camachuelo (Pyrrhula pyrrhula)

Se alimenta de semillas, bayas, yemas y brotes tiernos por lo que, pese a lo bonito que es, no me hace mucha gracia verle por aquí, sobre todo en primavera, con los frutales en plena efervescencia.


Cernícalo (Falco tinnunculus)

Anida en cavidades de rocas y troncos de árboles.
Es carnívoro. Se alimenta de ratones, de grandes insectos, de pajarillos...
Un día vi horrorizada cómo se zampaba al pajarito del vecino que estaba en una jaula en el balcón.
Cuando lo veo en lo alto del tejado, mirando muy atento hacia el césped, sufro por el petirrojo, no vaya a merendárselo.


Cuervos (Corvus corax)

Hace años no salían del espacio del bosque pero últimamente se acercan con frecuencia y se posan en los árboles altos o incluso en la pradera.
Siempre van en pareja o en bandadas.
Cuando empiezan a graznar todos a la vez, no puedo menos que acordarme de la película "Los pájaros" y siento escalofríos.
Se alimentan de carroña, pequeños reptiles, pequeños mamíferos y grandes insectos.

Estornino pinto (Sturnus vulgaris)

Tiene un plumaje precioso, negro con irisaciones verdes y violetas que en invierno se llena de pintitas blancas.
No viven aquí todo el año pero vienen siempre en otoño. Buscan alimento en el césped y duermen en un árbol enorme que hay en el borde del jardín.

Herrerillo (Parus caeruleus)

Anida en las cavidades de los árboles o en los huecos de los muros.
Se alimenta de insectos, de sus larvas y sus huevos.

Jilguero (Carduelis carduelis)

Se alimentan fundamentalmente de semillas de cardo y de diente de león pero también consume pulgones y otros insectos.
Algunos años han hecho el nido en la fachada de casa, entre la enredadera; otros, en el guindo o en el
ciprés.


Mirlo (Turdus merula)

Negro azabache él, castaño oscuro ella, pico amarillo los dos.
Se alimentan fundamentalmente de lombrices que extraen del suelo con alucinante destreza. También de insectos y de algunas bayas como las del acebo.

La mirla es la mejor polinizadora de la feijoa. Realiza la tarea cuando se posa en sus flores para picotear los pétalos carnosos así que si la veis en faena, no la espantéis porque está haciendo un buen trabajo.

Petirrojo (Erithacus rubecula)

Mi favorito. Con aspecto bonachón pero muy agresivo cuando se trata de defender su territorio.
Cuando nos ve azada en mano, nos persigue para ir comiendo lo que aflora con la tierra removida.
Se alimenta de insectos y arácnidos.


Pico real (Picus viridis) 

Se alimenta exclusivamente de hormigas así que nos encanta verlo picoteando en el suelo y tenemos buen cuidado de que no se asuste y se vaya. Hace poco nos llevamos un gran disgusto al encontrarnos a uno muerto al lado de la ventana. Supusimos que el reflejo de las nubes y los árboles en el cristal lo despistó y chocó contra ella.
Fijaos que delicadeza y hermosura la de sus plumas.

Pinzón (Fringilla coelebs)

Se alimentan de insectos y semillas pero también de las yemas de los ciruelos y de los diminutos aguacates recién nacidos, razones por las cuales no me caen demasiado simpáticos.
La hembra y el macho tienen diferente aspecto. El macho (en la foto) es por debajo más anaranjado y la hembra más parda.

Ratonero (Buteo buteo) 

Es un ave rapaz de tamaño no muy grande que vive en el bosque colindante al jardín y nidifica en los árboles.
Es muy beneficioso pues se alimenta de ratoncillos, musarañas y reptiles, manteniendo limpia la zona. 

Urraca (Corvidae) 

 Se alimenta básicamente de gusanos, caracoles e insectos. 

 Además de estas aves hay otras de las que no dispongo de foto y entre ellas, no quiero dejar de mencionar al cárabo común (Strix aluco).
Se le oye cantar en las noches de luna llena y su canto triste encoge un poco el alma. 
Vive en el bosquecillo de al lado y hace su nido en hoquedades de árboles o rocas. 
Suele posarse en lo alto de un poste de teléfonos cercano y desde allí, nos anuncia el comienzo de su jornada nocturna de caza y correrías. 
Se alimenta de pequeños mamíferos, aves y batracios. 

Viendo cuáles son los hábitos alimenticios de todas ellas (salvo los del pinzón y el camachuelo), podemos darnos cuenta de lo beneficiosas que son las aves para el huerto y el jardín. 

No solo nos alegran con sus trinos y cantos sino que nos ayudan a mantenerlo limpio de plagas y animalillos indeseables.

Comentarios

Publicar un comentario

Publicar un comentario