Algunas ideas para jardines de fácil mantenimiento


Jardines para personas ocupadas, con poco tiempo libre, para mayores, para personas con algún impedimento físico...
Somos muchas las personas que tenemos algún tipo de problema que nos impide cuidar de un jardín laborioso pero que no queremos renunciar a tener nuestro jardincito sencillo y de fácil mantenimiento. Un jardín que nos robe poco tiempo y nos suponga poco esfuerzo pero que nos de alegría y satisfacciones.

Para ello, es muy importante escoger las plantas adecuadas y planificar cada lugar con lo que mas se adapte.

Westringia: no hay mas que disfrutarla

Lo que sigue es mas o menos lo que nosotros hemos ido comprobando que es conveniente:
  • Prescindir de plantas delicadas que requieren atención continua.
  • Elegir plantas apropiadas para nuestro suelo y clima. Así no enfermarán y crecerán lozanas.
  • Elegir arbustos y árboles adecuados al tamaño del jardín. Si el lugar es pequeño, un árbol grande lo hará aún más pequeño pero además nos obligará a podarlo continuamente para que no invada todo el espacio. Sufrirá el árbol y sufriremos nosotros.
  • Prescindir de macizos y setos formales que nos obligan a limpiarlos y podarlos con frecuencia. Nosotros hemos cubierto el borde de la valla que da a la calle con arbustos (de hoja perenne en su mayoría) que apenas necesitan un arreglo una vez al año.

Siempre en función del clima y el suelo, pueden ser adecuados para este fin:
  • De hoja perenne: durillo, abelia, acebo, boj, piracanta, jazmín officinalis, laurel, westringia, naranjo, coníferas, 
Durillo: arbusto de muy fácil mantenimiento
  • De hoja caduca: granado, berberis, cotoneaster, groselleros...
Todo es cuestión de combinar varios que formen un conjunto armonioso por el color de su follaje, sus frutos, su tamaño y su forma.
  • Prescindir de plantas herbáceas que se hacen tan altas que hay que sujetarlas o recortarlas.
  • Limitar el uso de plantas herbáceas anuales que hay que plantar y arrancar todas las temporadas. Sustituirlas por plantas bienales, vivaces y perennes.
  • Utilizar plantas cobertoras o rastreras para cubrir la tierra entre otras plantas y arbustos y evitar que nazcan malas hierbas. 
  • Los bulbos primaverales u otoñales serán buena opción para plantar alrededor del tronco de  frutales y otros árboles, en el círculo que ha de dejarse libre. Los ponemos un año y nos olvidamos de ellos durante unos cuantos. Año tras año, surgirán ellos solos de la tierra y llenarán de colorido el jardín.
Tulipanes
  • Sustituir el césped por pradera. 
El césped es lo mas trabajoso de un jardín. Hay zonas climáticas como la nuestra donde no se puede prescindir de zona verde. Todo es verde por naturaleza. La temperatura y la humedad ambiente son tan propicias que crecen las hierbas hasta en las grietas del cemento.

En vez de pretender un césped impoluto, la mejor opción es dejar que en estas zonas crezca una pradera sin intentar arrancar las plantitas silvestres cuyas semillas trae el viento. Al cabo de poco, tendremos una pradera con sus florecillas incluídas que podremos segar mas de tarde en tarde o abrir en ella caminos con la segadora y dejar el resto sin segar.

Pradera con margaritas silvestres

Si el jardín es pequeño, se puede reducir el césped o pradera al máximo con zonas pavimentadas que dejen algún hueco entre ellas para plantas. Lo que no aconsejo es la gravilla pues tarde o temprano acaba llenándose de hierba y el trabajo es doble.

  • Adaptar los bordes de la pradera de forma que las ruedas de la segadora puedan discurrir sobre ellos y evitarnos así algo tan trabajoso como recortar bordes.
  • Usar plantas tapizantes que no necesiten mantenimiento para cubrir zonas en pendiente o de difícil acceso.
Sedum, cobertora por excelencia
  • Las plantas en maceta requieren más riego y abonado que plantadas en la tierra así que prescindir de macetas todo lo que sea posible. Si de todas formas, queremos macetas, las de barro son muy bonitas pero evaporan mucha humedad por lo que requieren mas riego. Una idea es plantar en una maceta de plástico e introducir ésta en una bonita de barro.
  • Preparar bien el terreno antes de plantar cualquier planta. Mejorar el terreno con buena cantidad de materia orgánica, turba, o cal según sea necesario. Esto nos ahorrará muchos problemas posteriores. La planta crecerá vigorosa y sana.
  • Los jardines de rocalla son preciosos pero dan muchísimo trabajo. Nosotros los hemos reducido al máximo, dejando las rocas desnudas y limpias en la mayoría de los casos.
Cotoneaster 

La elección de las plantas como ya dije, es fundamental para que luego el trabajo que requieran sea mínimo.

Al ir a comprarlas, hay una cuantas preguntas que podemos hacernos:

¿Se le ve buen aspecto, vigor, salud y forma armoniosa?
¿Es tóxica o venenosa y andan por el jardín niños y mascotas?
¿Es adecuada para mi clima (heladas, vientos, lluvias, humedad ambiente)?
¿Es mas propia de exterior o de interior?
Si es de exterior ¿es adecuada para ella la tierra del jardín?
¿Le va bien el lugar donde quiero instalarla: sol, sombra, semisombra, vientos, drena bien...?
¿Se hará demasiado grande en relación al tamaño del jardín y tendré que estar continuamente podándola o rebajándola?
¿En qué epoca florece?
¿Combinará bien su color y textura con los de las plantas que tendrá por vecinas?
¿Atraerá insectos como abejas o avispas?

Una cosa que nos dará buenas pistas es observar los jardines del entorno y sus orientaciones.
Si no vemos en ninguno de ellos la planta de nuestros sueños, quizá debamos pensárnoslo. Nos daremos cuenta sin embargo de cuáles son las que crecen bonitas y lozanas y sabremos cuáles nos interesan.

Comentarios

  1. Hola Lidia, muy muy interesante, muchas gracias por compartirlo. Besinos.

    ResponderEliminar
  2. Magnífico artículo, Lidia, no se puede añadir nada más, está genial.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  3. buen articulo recomiendo mucho mangueras de goteo esta forma nos ayuda a distribuir el agua a todo nuestro jardin

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario