Adiós a las aubrecias (Aubrieta deltoidea)


Me encantan estas pequeñísimas florecillas formando tapices de un azul casi morado o rosa malva, en rocallas y muros durante la primavera.

Sin embargo, he comprobado a lo largo de estos años que a ellas no les gustamos  nosotros.

Bien sea por exceso de humedad, bien por otra razón que se me escape, yo las multiplico y coloco por muchos rincones y ellas, estoicamente, aguantan un par de temporadas o tres y al final se pierden, así que con gran dolor de mi corazón, ahora que andamos simplificando labores, hemos decidido prescindir definitivamente de ellas pero antes, quiero dedicarles una página del blog para recordarlas y darlas a conocer a quien puedan interesarle.

Aubrieta deltoidea, llamada vulgarmente aubrecia, es una planta cespitosa o cobertora que no sobrepasa los 15 cm de altura pero que desarrolla matas muy densas con largos y finos tallos que pueden colgar sobre un muro o reptar por la tierra induciendo raicillas en los nudos.

Tiene pequeñas hojas pubescentes, de forma espatulada, reunidas en rosetas y pequeñas flores de 4 pétalos muy apretadas en racimos, tanto que llegan a ocultar las hojas.

Qué les gusta y qué no les gusta

  • Un lugar soleado. Desgraciadamente, aquí no tenemos mucho de esto.
  • Un clima templado aunque resiste bien las heladas.
  • Prefiere los terrenos frescos y permeables. 
  • No le gusta el exceso de humedad. Esta es la razón fundamental por la que no se encuentran a gusto entre nosotros.
  • No requieren riego y ningún otro cuidado mas que el de la poda después de la floración. 
En climas cálidos se comportan como perennes; en climas templado frescos o fríos, como vivaces, por lo que después de la floración se les da una poda drástica cortando hasta algún brotecito nuevo, lo mas atrás posible para que a la primavera siguiente brote nuevas y fuertes.


Combinan muy bien con otras plantas rastreras o cobertoras. En la foto se las ve plantadas en un murete junto con clavelinas (aún no florecidas, siemprevivas amarillas, arabis blancas y campanulas moradas (estas sin florecer). Me gusta combinar plantas con diferente época de floración para que en el lugar siempre haya un poco de color.

Se multiplican muy fácilmente por división de la mata en otoño o en primavera y por esqueje en primavera. También por semillas aunque yo este último método no lo he puesto en práctica.

En resumen: rústica, de fácil cultivo y resistente pero el exceso de humedad, el sol muy justito y el terreno calcáreo de nuestro jardín no las seducen.

Comentarios

  1. Hola Lidia, a mi también me gusta mucho y tengo que decirte que tampoco les gusta mi jardín, lo intenté varias veces y nada, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola: seguro que tu clima y el mío son bastante semejantes. Yo le llevé unos esquejes a mi madre y allí se le dieron de maravilla. Un beso y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Hola, Lidia.
    Me apunto al club. A mi también me encanta ver los tapices que forman en otros jardines...En el mío tampoco duran más de dos temporadas.
    las campánulas si aguantan más humedad, incluso más sombra, verdad?
    Las siemprevivas amarillas no las veo bien, qué planta es? Resultan muy alegres.
    Gracias y un abrazo. Mucho tiempo sin detenerme a comentar pero en cuanto puedo, no dejo de leerte y disfrutar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena: ¡Qué gusto saber de ti! Cierto, las campánulas, al menos en nuestro jardín, se dan de maravilla. No hay rinconcito donde no aparezcan. Son una delicia y como tienen también ese bonito color azul, nos conformamos con ellas. Las que llamo siemprevivas son "sedum palmeri" que a pesar de ser en teoría plantas de secano, aquí están siempre preciosas y también por cualquier rincón. Un abrazo muy grande y muchas gracias por buscar un huequito para visitarme.

      Eliminar
  3. Lidia, no conozco estas Aubrecias, se ven muy bonitas. Es posible que un ambiente con menos humedad sean más resistentes.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, seguro que en tu jardín y con tus mimos estarían felices. Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario