Cultivar cebollino francés



El cebollino francés está de moda en la cocina actual. Hay un montón de recetas que nos dicen “decorar con cebollino” y claro, no siempre se tiene a mano.
Pero es muy sencillo: basta con cultivarlo en una maceta o cajonera en la terraza, la ventana o el balcón y podremos disfrutar de él a diario.

El cebollino francés es una planta de la familia de las Liliáceas como la cebolla o el ajo pero de él no nos comemos el bulbo sino sus largas, delgadas y aromáticas hojas que se van cortando continuamente a medida que se necesitan.

Al igual que otras plantas bulbosas, es vivaz. Esto significa que tiene un ciclo vital en el que desarrolla el follaje, florece y por último marchita las hojas y éstas mueren. El bulbo sin embargo sigue vivo y volverá a repetir su ciclo al año siguiente.

Cebollino brotando de nuevo

Podemos obtenerlo mediante semilla. Solo tendremos que sembrarlo un año y ya tendremos cebollino para los siguientes. También podemos comprar las plantitas en viveros y ocurrirá lo mismo. Si queremos ahorrar tiempo, esto segundo es más recomendable.

Si nos inclinamos por la siembra, la llevamos a cabo en primavera, de mayo a junio y cuando las plantitas son los suficientemente grandes, las aclaramos, eliminando las más débiles y dejando el resto a unos 8-10cm de distancia o trasplantándolas a otra maceta.


Características y cuidados
  • Prefiere un suelo rico y ligeramente alcalino por lo que nos abstendremos de poner en la maceta una mezcla con turba. Una tierra o sustrato normal para plantas será el adecuado.
  • Le gusta el pleno sol pero si éste es fuerte o excesivo, mejor colocarlo donde tenga semisombra.
  • Resiste bien el frío. 
  • Le gusta un riego regular.
  • Le aplicaremos un poco de abono orgánico en otoño. ¡Cuidado!, mejor poco que mucho. 
  • Lo podaremos varias veces a lo largo de la estación vegetativa, cortando unos 4 o 5 cm del extremo de las hojas, como si le recortásemos un poquito el flequillo. 
  • Cada 3 o 4 años, conviene sacar los bulbos de la maceta, dividir la macolla y volver a plantarlos en tierra nueva. En este momento nos haremos con muchas plantitas nuevas que podremos regalar o replantar.
  • Como ya he explicado, en condiciones normales, la parte aérea de la planta muere en invierno pero si queremos alargarle la vida, pondremos la maceta en el interior, junto a la ventana y no dejaremos que florezca cortando los tallos florales nada más verlos aparecer. 
Cómo se cosecha

A las plantitas muy jóvenes no se le cortan las hojas. Hay que esperar a que la planta esté bien desarrollada. A partir de entonces, las iremos cosechando a medida de nuestras necesidades, cortándolas casi a ras del suelo.

Y recordad: no hay que dejarlo florecer pronto porque una vez desarrollada la flor, el follaje se marchita y muere.
Las flores también son comestibles.


Comentarios

  1. Buenos consejos sobre el cebollino. Me gusta, probaré las flores.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario