Silvestres y diminutas en el jardín.


Tenía muchas ganas de disponer de algo de tiempo para reunir a todas mis pequeñinas en una página.
Todas ellas son silvestres pero todas nacen en nuestro jardín, cada una en la zona o lugar que le gusta y le es propicio.

Son a cada cual más hermosa pero debido a su pequeñez (todas de menos de un centímetro de diámetro) a veces pasan inadvertidas.

Algunos las consideran "malas hierbas" precisamente por su facilidad en crecer y medrar en los jardines. A mi esta denominación no me gusta nada: ¿por qué son malas? Ellas están en su hábitat natural y crecen donde lo han hecho siempre, desde mucho antes de que llegáramos nosotros a "domesticar" el lugar.
Algunas son medicinales y otras comestibles y desde luego, todas ellas, son seres vivos hermosos que merecen que se las permita seguir ahí.

Las he ordenado por orden alfabético atendiendo a su nombre común (el científico entre paréntesis) y no están todas aún pero poco a poco las iré añadiendo.

Acebo (Ilex aquifolium)

Flor masculina

Flor femenina

Todos los acebos que hay en nuestro jardín (y hay unos cuantos) son silvestres. Los hay masculinos y femeninos. Las flores de unos y otros son del mismo pequeño tamaño y solo se diferencian en que unas tienen estambres y otras pistilo. Aparecen en primavera y dado su tamaño y discreción pueden pasar casi desapercibidas, al contrario que los frutos, de color tan vistoso y llamativo.

Adelfilla de tallos cuadrados (Epilobium tetragonum)



Con diminutas florecillas de color malva claro de apenas un centímetro de diámetro, que se abren con el sol directo y se cierran en cuanto quedan en sombra. Florece durante la primavera y el verano.
Es una planta herbácea perenne de la familia de las Onagráceas que surge año tras año en el mismo lugar, con tallos cuadrangulares de color carmesí y hojas lanceoladas de borde aserrado.                                               

Aladierno (Rhamnus alaternus)


El aladierno es un arbusto o pequeño árbol propio del encinar cantábrico. Sus hojas son parecidas a las del laurel y sus flores son dióicas como las del acebo. Aquí vemos una masculina abierta con sus 5 sépalos (no tiene pétalos) de color verde amarillento. Florece en invierno y primavera.

Canónigo (Valerianella locusta)


Con flores de color azul pálido, casi blanco, que no llegan a los 3mm de diámetro.

Cardamines

Entre todas las Cardamines que crecen en el jardín, hay dos especialmente diminutas:

Cardamine hirsuta




Herbácea anual, conocida como "mastuerzo amargo" con flores blancas de unos 4 o 5 mm. Florece en primavera y verano.

Y Cardamine flexuosa




Murajes (Anagallis arvensis)



Las florecillas de Murajes son de un precioso color rojo-naranja y no sobrepasan los 4 o 5mm de diámetro. Se abren por la mañana y se cierran a media tarde. Florecen durante gran parte del año, de febrero a noviembre.
Murajes es herbácea, anual y pertenece a la familia de las Primuláceas.
Sus tallos son de sección cuadrangular y sus hojas ovaladas con borde liso.
Antiguamente se la consideraba medicinal. Hoy día se sabe que es tóxica y que no debe usarse sin indicación médica.

Nomeolvides (Myosotis)



Existen muchas especies de Myosotis entre las que hay algunas que no superan lo 2mm de diámetro. Las que crecen en nuestro jardín sin embargo alcanzan casi el centímetro.
Son plantas herbáceas anuales con flores de un precioso e intenso color azul que inician la floración en primavera y la continua durante parte del verano. Llegan a formar una verdadera alfombra azul.

Orégano



Sus pequeñisimas flores labiadas están agrupadas en llamativos y aromáticos ramilletes. Culinario y medicinal. Florece en verano.

Palomilla de muro (Cimbalaria muralis)



Cymbalaria muralis pertenece a la familia de las Escrofulariáceas. Es vivaz y rastrera, con hojas redondas lobuladas y algo carnosas.
Las flores son una auténtica monada y alcanzan casi el centímetro solo en su parte más ancha. Las hay de color rosa, violeta muy vivo o casi blanco.
Crece en muros y roquedales algo umbríos. Florece desde la primavera hasta el otoño.

Pampajarito (Sedum acre)



Esta pequeña planta de hoja perenne, se extiende sobre las rocas calizas sin necesitar apenas tierra y abre en primavera y verano sus pequeñas pero abundantes flores amarillas en forma de estrella.

Rusco o Arrayán silvestre (Ruscus aculeatus)

Flor femenina del rusco

Baya del rusco

Rusco (Ruscus aculeatus) border=

Pequeño arbusto en forma de mata al que le gusta la sombra de robles y encinas y el terreno pedregoso.
Es una planta dioica como el acebo, con flores de un solo sexo: o bien masculinas o bien femeninas, diminutas, de color blanco verdoso, con seis pétalos a modo de estrella. Es muy difícil fotografiarlas pues se marchitan enseguida.
De las flores femeninas surge el fruto, unas pequeñas bolitas rojas de tamaño algo mayor que un guisante, similares a las del acebo y que, como aquellas, tampoco son comestibles (pueden provocar diarreas y vómitos).
Es una planta medicinal.

Sherardia arvensis

Es anual. Sus flores son rosadas o lilas, casi blancas y no superan los 4mm de diámetro. Florece en primavera y verano.

Siempreniña (Erinus alpinus)



Una de las que más me gusta. Crece espontáneamente en las ranuras de las rocas tal como se ve en la fotografía. Las flores oscilan entre los 6 y los 10mm. Florece en primavera y durante casi todo el verano.

Verbena (Verbena officinalis)



Perenne, con flores tan chiquitillas  que no sobrepasan los 4mm. Es una planta medicinal que florece durante la primavera y el verano.

Verónicas
Aquí crecen varias especies de forma que todo el año hay alguna florecida.

Veronica persa

Flores azules de Verónica persica

Es anual y una de las más frecuentes. Tiene hojas alternas, flores azul claro o lila con la base de los pétalos blanquecina.

Veronica chamaedrys


Es perenne, con hojas opuestas, sin peciolo. Las flores crecen en racimo, en un largo pedúnculo peloso. Tienen 4 pétalos azules o lila con venas azul oscuro y como otras Veronicas, dos estambres y un pistilo.
Florece desde finales de invierno hasta principios de verano.

Veronica arvensis


Es anual. Sus hojas inferiores son opuestas y las superiores, alternas y sin peciolo. Sus flores son axilares, solitarias y muy pequeñas: unos 2-3mm de diámetro.
Florece desde finales de invierno hasta principios del otoño.

Veronica hederifolia


Llamada Té de Europa, tiene flores axilares y solitarias muy pequeñas, de color blanco o lila con venas azules. Florece en primavera y verano.

Veronica serpelliflora


La más diminuta de todas las Veronicas. Desarrolla inflorescencias de hasta 30 flores de color blanco con venas azules o moradas. Florece a finales del invierno.

*****

Si alguien desea información más completa sobre estas chiquitinas, puede encontrarla en estos enlaces:
Acebo (Ilex)
Adelfilla de tallos cuadrados (Epilobium tetragonium)
Cardamines
Cimbalaria (Cymbalaria muralis)
Murajes (Anagallis arvensis)
Nomeolvides (Myosotis)
Pampajarito
Rusco (Ruscus aculeatus)
Verbena (Verbena officinalis)
Verónicas

Comentarios

  1. Hola Lidia! A mi tampoco me gusta llamarlas malas hierbas. Me ha encantado tu post enseñandonos todas las hierbas que podemos encontrar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Kisi: muchas gracias. Quedan otras muchas silvestres preciosas que también crecen a su aire en el jardín pero que no he puesto en el post por ser sus flores mayores de 1cm. Las adoro a todas. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me encantan estas pequeñas plantas y rara vez me molestan. Precioso post mi querida Lidia. Un besin grande.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario