El solano (Solanum jasminoides)


Hace muchos años que tenemos esta trepadora de la familia de las Solanáceas en el jardín.

Aquí en Cantabria es muy fácil encontrarla en cualquier sitio, recubriendo muros y fachadas, trepando por árboles y columnas de la luz o cubriendo vallas.


Se conoce vulgarmente por diferentes nombres: falso jazmín, solano, parra de la patata... pero su nombre científico es Solanum jasminoides.

Es de cultivo tan fácil que aparte de recortes para contenerla, yo no le hago nada mas aunque hay una condición sin la cual no podríamos cultivarla y es la de disfrutar de un clima sin heladas o con heladas muy suaves.

Dependiendo precisamente del clima más o menos suave, se comporta como perenne, como semiperenne e incluso como caduca.

Sus tallos son finos pero fuertes, de color verde con un toque púrpura y pueden alcanzar los 6 metros de altura. Sus hojas tienen también color verde, forma oval y borde entero.


No desarrolla zarcillos como otras trepadoras pero retuerce sobre el soporte o sobre sus propios tallos, los peciolos de sus hojas e incluso los suelda de forma que es imposible desenrollarlos.
Debido a esto tiene un crecimiento desordenado, ocurriendo con frecuencia que no sabes sin un tallo va o viene.



Las flores tienen 5 pétalos de color blanco soldados en la base y grandes y prominentes anteras amarillas que se oscurecen a medida que la flor va envejeciendo.



Las flores crecen en grupos o racimos algo colgantes.


La floración es muy larga y abundante. Podemos disfrutar de ella prácticamente durante todo el año pero es más abundante de junio a septiembre.

Los frutos son unas bolitas redondas de color verde primero y negro después, que llegan a madurar solamente en lugares cálidos o en años especialmente benignos.


Qué le gusta
  • Clima cálido. Condición imprescindible si queremos cultivarlo en el suelo. 
  • Un lugar soleado.
  • Suelo fértil, bien drenado, no arcilloso.
  • Le gusta un riego regular aunque soporta la sequía.
  • Protección invernal si el clima es algo frío para lo cual lo ideal es tenerlo en maceta que pueda resguardarse. Si se tiene fuera y hay riesgo de heladas, puede protegérsele el suelo. Si así y todo queda dañado, se le practica una poda drástica y suele rebrotar con facilidad.
Cómo y cuándo se poda
  • A principios de primavera
  • Se eliminan las ramas dañadas y secas.
  • Se eliminan las débiles y las que crecen cruzadas muy desordenadas.
  • Se acortan por encima de un brote las demasiado largas o desordenadas.
  • En cualquier época del año, no obstante, podemos recortar o eliminar alguna ramilla que moleste cortando siempre por encima de un nudo.

Cómo se reproduce
  • Por medio de esqueje en primavera.
  • Por medio de estaca en verano.
  • Por esqueje de raíz.
  • Por acodo.
  • También por semillas aunque yo este procedimiento no lo he utilizado ya que de las otras formas es muy fácil y seguro.
Además del Solanum jasminoides, podemos encontrarnos otros solanos: Solanum wendlandii, caducifolio, de flores color lila, S. Crispum, perennifolio y con flores púrpura, S. Macrantherum, con grandes flores violetas…

Comentarios

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

FLORES SILVESTRES DE COLOR AZUL, MORADO Y LILA

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA