Cortaderia seollana: una planta invasiva

Marismas de Santoña invadidas por cortaderias

Llegando este tiempo, Cantabria entera se llena de plumeros de color blanco o rosado.

La Cortaderia seollana, vulgarmente llamada Plumero o Carrizo de la Pampa, es una planta herbácea de la familia de las Poáceas o Gramíneas que fue introducida en España como planta ornamental en el siglo XVII y luego asilvestrada.

Procede de América del sur y aquí parece haber encontrado el terreno y el clima propicios para su desarrollo.
Puede alcanzar la considerable altura de 3 metros y formar macizos casi inexpugnables.


Es una planta vivaz que pierde sus hojas verdes en el invierno pero su base o cepa persiste a lo largo del año y con el tiempo se va haciendo más y más voluminosa.

Sus hojas son muy delgadas, largas, con el extremo colgante y tienen un tacto áspero y un borde aserrado y cortante que puede producir dolorosas heridas al manipularlas.

Sus flores aparecen a finales de verano y en otoño en panículas plumosas de hasta 70cm de largas.


Dichas panículas están formadas por espiguillas que, una vez maduras, son arrastradas por el viento y diseminadas por todas partes.


Es una planta dioica por lo que nos encontramos con ejemplares masculinos y femeninos diferenciados.

No necesita gran cosa para arraigar: crece en terrenos baldíos, canteras, bordes de carretera, zarzales y herbazales y va colonizando poco a poco todas las tierras de cultivo abandonadas, marismas y lugares donde el agricultor no está muy al tanto de forma que ha llegado a constituir una auténtica plaga que va desplazando a la vegetación autóctona y haciéndose la dueña de la región.


Donde ellas arraigan ya no crece nada más. Parece que las autoridades son conscientes del peligro que suponen pero de momento no se ve que hayan tomado ninguna decisión efectiva para erradicarlas cosa que por otra parte debe ser muy difícil pues desarrollan cepas o macollas tan fuertes y poderosas que se necesitan máquinas para arrancarlas.


En esta fotografía puede apreciarse la raíz tan larga y fuerte que ha desarrollado ya esta pequeñísima cortaderia recién nacida.

La labor de erradicación será larga y costosa pues de cada plumero salen miles de semillas pero cuanto antes comience, menor será el daño que ya es muy grande.

Comentarios

  1. Querida amiga las fotos son preciosas aunque la planta sea una pesadilla. Feliz semana y un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Lola: ya lo creo que son una pesadilla. Lo que yo me pregunto es cómo las Consejerías correspondientes no han tomado todavía medidas. Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario