Cajoneras en el jardín para cultivo de hortalizas


He hablado algunas veces de manera esnuestras cajoneras de cultivo pero todavía no les había dedicado una entrada en el blog y ya va siendo hora.

La idea de instalarlas fue un poco forzada. Mi espalda se quejaba con los trabajos en el huerto pero a mi me costaba mucho renunciar a uno de mis grandes placeres: cultivar hortalizas.

Mi marido tuvo la idea. Él mismo las diseñó y las construyó. Es el regalo que más le he agradecido.
Ahora realizo las tareas de pié, sin doblar la espalda y veo con asombro que las hortalizas están aquí tanto y más contentas que en el huerto.

Para construirlas, hizo una base de hormigón y luego montó los tablones poniendo unas escuadras de hierro en las esquinas para darles consistencia.
Les practicó en la parte inferior unos orificios con el taladro para que sirvieran de drenaje, cubrió el fondo con unos centímetros de grijillo y las rellenó con tierra de cultivo dejando unos 10 cm libres para facilitar los trabajos sin que la tierra se derrame al suelo.

Las colocó en la parte del jardín donde más luz y sol reciben ya que nuestro clima anda escaso de ambas cosas. La ubicación, por supuesto, va en función del clima pero lo ideal es el sol de la mañana.


Para aprovechar a tope el espacio, sigo las recomendaciones de cultivo de Dick Raimond que consisten en esencia en sembrar o plantar muy junto e ir aclarando las plantitas a medida que crecen.
De esta forma no queda un centímetro libre de terreno y se empieza enseguida a cosechar, primero plantitas que son casi como brotes, buenísimas en ensaladas y guarniciones y después, cada vez más grandes y maduras.


Este tipo de cultivo tiene grandes ventajas:
  • Cultivas muchas plantas en poco espacio.
  • Las plantitas están tan juntas que apenas salen hierbas.
  • Hay que regar mucho menos ya que se dan sombra unas a otras y las raíces están más frescas.
  • Todo ello redunda en menos trabajo y tiempo.
Lo que sí hay que hacer es (como en un huerto normal) rotación de cultivos para que la tierra no se empobrezca y también añadir en otoño una buena cantidad de compost o abono orgánico.

Para la rotación, conviene construir dos cajoneras y si se puede, tres pero si no hay espacio, la rotación se puede llevar a cabo dentro de la misma cajonera dividiendo el espacio en tres partes.
(Sobre la rotación hablaré más a fondo en un próximo artículo)

Las hortalizas que yo he cultivado en las cajoneras hasta la fecha, con éxito son: guisantes enanos, judías verdes enanas, zanahorias, espinacas, lechugas, escarolas, rabanitos, apio, cebollino, berenjenas, pimientos, puerros, acelgas, rúcula, albahaca y fresas.

                           
Herramientas necesarias
  • Regadera con alcachofa de quita y pon
  • Paleta, azadillo y rastrillo
  • Capacho de plástico para  compost y tierra.
  • Cesta para recoger el fruto.
  • Tijera podadora
  • Cañas de bambú u otras para entutorar o marcar los semilleros.
  • Guantes de trabajo.
  • Dependiendo del lugar quizá también necesitemos una redecilla de naylon de color verde para proteger ciertos cultivos de las aves.

Y si uno no puede ponerse a construir sus cajoneras o las quiere más sencillas y pequeñas, en los centros de jardinería puede encontrarlas. 

Comentarios

  1. Hola Lidia! Me gustan mucho como estan construidas y según nos cuentas todo son ventajas.
    Yo de momento me resisto, pero cuanto más leo más cerca estoy de hacer una.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te decides, ya verás qué gozada. Besos Kisi

      Eliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

NARANJOS Y LIMONEROS: conocerlos y cuidarlos

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA