ÁRBOLES EN MACETA ¿Cuál es el recipiente más adecuado para mi arbolito?


La vida en una maceta no resulta nada fácil. Si además, a la hora de elegirle a nuestra planta lo que será su casa, tenemos más en cuenta la estética del recipiente que sus propias necesidades, podemos encontrarnos con que no crece, no florece, se pone mustia, en fin, nos dice con su lenguaje que no está contenta ni a gusto, que sus condiciones de vida son duras y adversas.

Nosotros, muchas veces, nos negamos a entender su mensaje. ¿Por qué estará tan triste –nos preguntamos sorprendidos- si la cuido con tanto esmero? y le ponemos ración doble de abono a ver si así…

Afortunadamente, hoy día hay tanta variedad de formas y materiales en macetas o recipientes que podemos elegir lo más adecuado para nuestro arbolillo sin tener que renunciar a la estética pero tenemos que comprender que lo más importante son la planta y sus necesidades y no lo bonito que resulte el recipiente sobre todo si se trata de un arbusto o un arbolillo y no de una planta de temporada.


Las dos condiciones fundamentales que ha de tener la maceta elegida son el tamaño adecuado y un buen drenaje pero hay además otras cosas a tener en cuenta.

Analicemos brevemente los materiales más comunes:

El barro

Está extendida la idea de que los recipientes de barro son los más adecuados pero yo no estoy tan segura. El barro y la terracota resultan cálidos, acogedores, muy agradables a la vista , son decorativos…pero presentan algunos inconvenientes dignos de tener en cuenta.
  • Con estos recipientes, al ser porosos, la evaporación es grande por lo que nos veremos obligados en verano a regar la planta una, dos y hasta más veces al día  y si nos descuidamos, aún así pasará sed.
  • Otro inconveniente de su porosdidad es que dejan rezumar hacia el exterior las sales minerales de la tierra disueltas con el agua con lo que forman manchas blancuzcas que los deslucen.
  • Son muy propensos también a formar musgos, mohos y líquenes si el ambiente es húmedo.
  • No resisten demasiado bien las bajas temperaturas y pueden rajarse fácilmente.
  • Si son lo suficientemente gruesos como para proteger mínimamente a la planta, pesan una enormidad.
  • Con el barro, la tierra se seca antes y las raíces se calientan
En caso de decantarnos por recipientes de barro, conviene que estén esmaltados o vitrificados.
Otra solución consiste en forrarlos por dentro con plástico para evitar el paso de la humedad y del frío invernal.

La madera

La madera aúna funcionalidad y estética. Es el material mas resistente a las heladas y a los calores fuertes del verano. Aisla a la planta del frío y del calor por lo que sus raíces estarán más protegidas de los extremos climatológicos.


A un recipiente de madera se le pueden acoplar en la base unas ruedecitas que nos ayuden a transportarlo con facilidad si necesita ser protegido en invierno.

Si el lugar donde va es pequeño tal como una terraza o un balcón, podemos hacerlo cuadrado o rectangular y aprovechar mejor el espacio.
Si es comprado, ya viene preparado con su agujero de drenaje y su capa de aislamiento. Si lo hacemos en casa, lo ideal es utilizar maderas que ya vienen preparadas para estar al aire libre y resistir durante muchos años sin necesidad de barnizarlas o pintarlas Son asequibles y tienen un aspecto rústico que no está nada mal.

Si queremos un aire más refinado y nuestro bolsillo nos lo permite, podemos utilizar maderas que no se pudren aunque no vayan tratadas tales como la teca.

Una vez terminado el recipiente, perforamos el fondo con un  taladro para el drenaje y lo pintamos por dentro (hasta la altura que cubra la tierra) con pintura asfáltica o impermeable.

El plástico

Los recipientes de plástico tienen sobre los anteriores la ventaja de que pesan poco y de que son más económicos pero el sol los decolora, las temperaturas frías los quiebran y resultan poco estéticos.


Hoy día sin embargo, fabrican unas macetas de plástico que imitan muy bien a las de barro y que tienen un aspecto muy presentable.
El inconveniente de la decoloración y el rajado se solucionan fácilmente con el cambio por otra nueva en el momento del trasplantado.

La piedra

Es muy pesada y poco adecuada para balcones. Al igual que el barro, cría musgos y líquenes y se mancha mucho.

Si nuestra terraza es de estilo moderno, pueden quedar muy bien en ella recipientes de corten o acero pero hay que encargarlos a medida con lo que el precio se dispara, son  pesadísimos y presentan otros muchos inconvenientes.

Recipientes reciclados

Podemos transformar multitud de utensilios en desuso (toneles, cestas, trozos de tubo de fibrocemento...) en macetas para plantas, siempre que cumplan las condiciones expresadas al principio de este artículo: tamaño adecuado y agujeros de drenaje que conseguiremos practicando varios orificios en el fondo con un taladro.

En cuanto a la estética:

Elegiremos macetas y recipientes que armonicen con el entorno y el estilo de la casa y el jardín.
Que armonicen también con la forma, la textura y el tamaño de la planta que albergan.
Podremos utilizarlas para disimular pequeñas zonas feas o poco estéticas del jardín, colocándolas delante en pequeños grupos. También para rellenar huecos que dejen plantas vivaces o bulbos secos en un parterre.

Comentarios

  1. Me encantan los de madera pero reconozco que ya sea pq me resultan más económicos o que pesan menos en mi terraza predominan los de plástico, pero tienes razón que se quiebran con las bajas temperatura y que pierden el color al sol,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noe: si se trata de plantas de temporada no muy grandes, a mi también me gusta el plástico pues cuando se estropea se cambian sin problemas y en paz, además, también hace bonito un poco de variedad en los recipientes pero si hablamos de plantas grandes como árboles y arbustos a mi ya se me ven las preferencias en el artículo ¿verdad? Un beso y gracias por tu visita

      Eliminar
  2. yo también quiero recipientes de madera, pobre de mi costillo lo que tendrá que martillar para tenerme contenta con el jardín, gracias por este super reportaje.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario