ALGUNAS COSAS QUE CONVIENE TENER EN CUENTA AL PODAR LOS ARBUSTOS DEL JARDÍN

Camelia

Hemos oído decir que las plantas se podan en invierno así que llega un día frío pero soleado de enero o febrero y, armados de tijeras o serruchos, nos encaminamos alegremente hacia el jardín dispuestos a “cortarle el pelo” a todos los arbustos que viven por allí.

¡Alto ahí! Antes de cometer algún desaguisado conviene que tengamos claras algunas cosillas:
  • No todos los arbustos requieren poda o al menos, poda regular (rododendros, camelias...)
  • No todos los arbustos se podan en la misma época 
  • No todos los arbustos que requieren poda, requieren la misma.
  • El mismo arbusto no requiere siempre la misma poda.
  • Es un error comprar un arbusto, que como sabemos emite las ramas desde el suelo, y querer que se comporte como árbol que tiene un solo tronco.
Aclarado esto, ¿pasamos a la acción? Todavía no. Seguimos necesitando saber algo más y fundamental: el objetivo que persigo, el "para qué".
Igual que el cirujano, que sabe qué miembro va a extirpar y por qué, nosotros debemos tener claro qué podar y para qué.

Bien, aclarado todo esto, comenzamos con lo más básico y, para no ponernos pesados, iremos desarrollándolo a lo largo de varios capítulos:

ARBUSTOS DE CRECIMIENTO LIBRE

Se les deja su forma y porte natural por lo que requieren una poda esporádica y ligera, más que nada de limpieza. A la hora de comprarlos hay que informarse del tamaño que alcanzarán con el tiempo para evitar operaciones de poda indeseables.

ARBUSTOS DE CRECIMIENTO DIRIGIDO

Se someten a podas periódicas, a veces bastante severas, para mantener la forma elegida, casi siempre artificial. Es el caso de los setos formales.

ARBUSTOS DE HOJA CADUCA

En invierno tiran las hojas y entran en reposo vegetativo. La poda de rejuvenecimiento tiene lugar en invierno y las podas ligeras de mantenimiento, a lo largo del año.

ARBUSTOS DE HOJA PERENNE

Mantienen hojas a lo largo de todo el ciclo. En verano reducen la actividad. No son recomendables podas muy drásticas y se realizan generalmente en primavera.
Hay arbustos que, en función del clima, pueden comportarse como caducos, como perennes o como semiperennes.

ARBUSTOS DE FLOR
  • Arbustos que florecen en la vegetación nueva: producen las flores en los brotes jóvenes que crecen en ese mismo año, a partir de la primavera. Se podan al final del invierno o principios de primavera para evitar los riesgos de heladas.
  • Arbustos que florecen en la vegetación del año anterior. Se recortan después de la floración
  • Arbustos que florecen en la vegetación vieja de más de un año. Los podaremos a finales del invierno.
  • Arbustos que florecen más de una vez en el año: se le eliminan las flores secas y los brotes viejos o mal situados en otoño y a principios de primavera. 
TIPOS DE PODA
  • Poda de formación: a partir de la plantación y mientras desarrolla su "esqueleto".
  • Poda de mantenimiento: aclarar la copa, eliminar partes enfermas o secas, acortar ramas que estropean la forma...
  • Poda de rejuvenecimiento: recuperar un arbusto abandonado o estropeado.
  • Poda de floración: para favorecer el desarrollo de yemas floríferas en detrimento de las yemas de madera.
ÉPOCAS DE PODA
  • Poda en verde: cuando el árbol está en actividad vegetativa. Se realiza para eliminar flores y frutos secos, ramas dañadas y enfermas y controlar su forma y tamaño.
  • Poda en seco: cuando está en reposo vegetativo (que no en todas las especies es en invierno). Se realiza para rejuvenecerlo y sanearlo.
Si os ha interesado el tema, no dejéis de ver el próximo capítulo: Poda de los arbustos del jardín Saludos a todos y felices fiestas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

FLORES SILVESTRES DE COLOR AZUL, MORADO Y LILA

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA