EL LAUREL REAL (Prunus lauroceraso) Cómo cuidarlo y podarlo

Laurel real con fruto
El laurel real, también llamado lauroceraso o laurel cerezo, es un arbusto de la familia de las Rosáceas, de hoja perenne que, pese a su nombre, no debemos confundir con el laurel común (Laurus nobilis) de la familia de las Laureáceas.
Y no debemos hacerlo porque las hojas del laurel real que también son aromáticas, contienen una pequeña cantidad de ácido prúsico que es un veneno mortal por lo que no son aptas para aromatizar los guisos como se hace con las del laurel común.

Hojas del laurel real
Por lo demás, las características a tener en cuenta en jardinería, son bastante similares en las dos especies.
El lauroceraso tiene un hermoso follaje, quizá más atractivo que el del laurel común.

Follaje del laurel real
Sus hojas son coriáceas, con borde dentado, el haz de un verde brillante, el envés mas claro y sin brillo y generalmente, algo más grandes que las del laurel común aunque no siempre.

comparación entre la hoja del laurel común y el real
Hojas del laurel común (a la izquierda) y el laurel real, vistas por el haz y por el envés.

Sus flores son más aparentes que las de aquel, de color blanco y nacen en espiga.

Sus frutos son drupas no comestibles, verdes primero, rojas después, negras en la madurez. Son muy abundantes y decorativos.

Frutos no comestibles del laurel real
Existen en el mercado diferentes variedades, unas más enanas y de porte más extendido, otras más adecuadas para setos. Hay variedades también con las hojas más pequeñas y mucho más resistentes a las heladas. Creo que existe así mismo una variedad variegada, es decir, con hojas de dos colores.

Se multiplican preferentemente por esqueje pues las semillas para que germinen han de estar estratificadas.

Se adaptan a cualquier suelo que no sea excesivamente calcáreo y que no se encharque.
Si queremos diseñar un jardín de fácil mantenimiento, es una planta a tener muy en cuenta  pues no nos dará ningún trabajo y se mantendrá hermosa a lo largo de las cuatro estaciones del año.

Laurel real en otoño
No es un arbusto excesivamente resistente por lo que nos abstendremos de plantarlo en el jardín si nuestro clima es muy frío, con heladas muy fuertes en invierno (por debajo de los -15º). Sin embargo, podremos disfrutar de ejemplares en maceta que pondremos a cubierto cuando el tiempo empeore.

Al igual que el laurel común, puede utilizarse como seto y como cortavientos ya que admite muy bien la poda y la plantación en hilera.

Con sus hojas dispersas que dejan pasar los rayos solares, es un arbusto muy adecuado para formar sombras abiertas en el jardín debajo de las cuales, podremos colocar otras plantas de semisombra que se sentirán a sus anchas..

Rayos de sol filtrándose a través del laurel real
PODA

Responde muy bien a la poda que se realiza preferentemente en primavera.
Si lo queremos para un seto formal, lo podaremos dos o tres veces al año recortando las ramitas que sobresalgan y lo haremos con tijeras de mano para no cortar las hojas por la mitad.

Si lo que necesitamos es un seto informal, se poda solo una vez al año, después de la floración o, si queremos conservar los frutos, a principios de primavera. También en este caso, solo se recortan un poco las ramillas.

Si se ha quedado vacío por la parte inferior y necesitamos rejuvenecerlo, se cortan todas las ramas a 50cm del suelo.

Si lo queremos como ejemplar único, en medio del césped, lo podaremos también a principios de primavera y los cortes se reducirán a eliminar las ramillas o brotes que rompan la armonía de la copa.

Ejemplar de laurel real en medio del césped
Brotes en la parte alta que hay que recortar

PRECAUCIÓN

Si hay niños que corretean libremente por el jardín, hay que advertirles de que no jueguen con sus hojas ni sus frutos ni se los lleven a la boca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA

FLORES SILVESTRES DE COLOR AZUL, MORADO Y LILA