LABORES PROPIAS DE ENERO EN LA HUERTA Y EL JARDÍN



Año nuevo, vida nueva también para  el jardín.
Nos adentramos en el corazón del invierno pero a pesar de que las temperaturas descienden y nieva o aparecen las primeras heladas fuertes, los días comienzan a crecer y se inicia un nuevo ciclo vital.

Las plantas del jardín, a pesar de su aspecto aletargado o dormido, trabajan sin descanso, lignificando sus tallos o troncos, diferenciando sus yemas en vegetativas o floríferas y haciendo acopio de nutrientes.
Algo más adelante, cuando los días les proporcionen ya la suficiente luz, empezarán lentamente a desperezarse y desplegar sus primeros brotes.

A nosotros, sin embargo, este mes nos da pereza trabajar fuera pero aprovechando días soleados y menos fríos, vamos haciendo algunas cosas que se pueden y se deben hacer, la más importante la poda de invierno.

Como sobre la poda ya lo he dicho prácticamente todo en otras páginas de este blog, en esta ocasión, simplemente os remito a ellas.  Pinchando estos enlaces:
os encontraréis toda la información referente a la poda en general y de cada especia de frutal o arbusto en particular.

Manzano con sus ramas desnudas

Labores con los árboles y arbustos:
  • Plantamos coníferas, árboles de hoja caduca y arbustos de fruto tales como groselleros y frambuesos. Los plantamos directamente en la tierra, a raíz desnuda.
  • Como ya he dicho, iniciamos la poda de  invierno en los árboles de pepita: manzanos, perales y membrilleros a principios de mes, eligiendo un día seco y soleado, sin peligro de helada.
  • A finales de mes, iniciamos también la de los agrios y cítricos: limoneros, naranjos y mandarinos.
  • Realizamos la poda de formación de caquis, nísperos y granados.
En cuanto a abonos y sulfatos que pueden ser necesarios (aunque no imprescindibles):

  • Es el momento de tratar el tronco y las ramas de los manzanos, perales y melocotoneros con productos fitosanitarios para prevenir los ataques de los insectos y otras plagas. Hoy día es necesario estar en posesión del carnet de manipulador de estos productos. Para más información sobre este tema podéis visitar esta página 
  • Rociar con caldo bordelés los melocotoneros si son propensos a padecer la “abolladura” que es una enfermedad causada por hongos (fúngica). Esta operación habría que repetirla 14 días después.
  • Abonar los árboles frutales con algún fertilizante nitrogenado. Los suelos españoles son poco  ricos en nitrógeno por lo que conviene, si queremos recoger buena fruta, proporcionar a nuestros árboles un nitrato amónico o un sulfato amónico si los suelos son alcalinos o un nitrato de cal si son ácidos.
En el huerto

Semillero de rabanitos
  • Sembramos en plena tierra los rabanitos, los puerros  y los guisantes. Para los guisantes, conviene encalar el suelo. Lo ideal es sembrarlos en bancal a 7cm de separación entre las semillas y utilizar variedades enanas que no necesitan tutores.
  • Sembramos también sobre el terreno el perejil. Se sumergen primero las semillas en agua caliente y se tienen en remojo 24 horas para que se ablanden y germinen mejor.
  • En semillero protegido, sembramos apio y lechugas iceberg.
  • A partir de mediados de mes, plantamos ajos, chalotas y cebollas. Los bulbos de cebollas y chalotas, se hunden en la tierra muy ligeramente procurando que la punta quede visible. Los ajos por el contrario, se hunden a unos l3 cm. Todos ellos se colocan a pleno sol y a una distancia de unos 15cm.
En el jardín

Ramitas de cotoneaster con hielo
  • Pulverizamos el césped con sulfato de hierro para eliminar los hongos. Se rastrilla quince días después.
  • Colocamos en el estanque una pelota o algo que flote para evitar que se forme hielo. Si aún así se formara, se pone sobre la superficie helada una cacerola con agua caliente para que se haga un agujero y los peces dispongan de oxígeno.
  • Podamos las glicinias (en esta página lo explico con detalle) y las madreselvas (éstas, por encima de la sexta yema).
  • Le añadimos a las hortensias una buena capa de turba.
Ver también, labores propias de:



Comentarios

  1. Magnífica esta relación de las labores a realizar, para que luego digan que en invierno no tenemos nada que hacer en el jardín!!
    Me gusta la forma clara y precisa de tus textos.
    Un beso enorme y feliz comienzo de año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Montse. Con comentarios así de amables me animo a mejorar y superarme en lo que puedo. Un beso y feliz año

      Eliminar
  2. Yo pensaba que en enero no se hacía nada, jajajaja No pensaba plantar puerros todavía y esos sí que tengo ganas de volver a verlos crecer. Qué ricos son los de casa!!

    Eres una artista. Sabes de todo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ya, jaja, ¡qué más quisiera yo! solo se un poquito de las cosas que me gustan. Si quieres tener puerros todo el año en este clima nuestro es posible. Los que plantes en enero, déjalos crecer juntos en el semillero hasta la primavera y luego los trasplantas. Si vieras que viene un frío exagerado, proteges un poco el semillero. Yo ahora mismo los tengo buenísimos en el huerto, es de lo poco que queda.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias mi querida Lidia, cuanto aprendemos contigo, en cuanto a los puerros yo planto en junio un buen montón y no suben, esto hace que tenga puerros todo el invierno en la huerta, aquí se congelan por la noche pero no les afecta demasiado, un besin muy grande.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA

FLORES SILVESTRES DE COLOR AZUL, MORADO Y LILA