Entrada destacada

Flores masculinas y femeninas de los kiwis

Imagen
Las flores de nuestras plantas, que como sabemos son sus órganos sexuales por medio de los cuales se reproducen, pueden ser unisexuales o bisexuales.
Atendiendo al tipo de flores, nuestros árboles frutales pueden clasificarse en estos grupos: Hermafroditas: con flores bisexuales portadoras de los dos sexos a la vez. La mayoría de los frutales como el manzano y el peral son de este tipo.Monoicos: con flores unisexuales, unas masculinas y otras femeninas, pero ambas conviviendo en el mismo árbol como ocurre en el nogal y el avellano.Dioicos: con flores unisexuales, solo masculinas o solo femeninas pero en plantas separadas por lo que son siempre necesarias una planta macho y otra hembra para que se produzcan frutos. Este es el caso del kiwi.Polígamos: con flores de los tres tipos: femeninas,  masculinas y/o bisexuales mezcladas. El kiwi, como hemos dicho, puede ser macho con solo flores masculinas o hembra con solo flores femeninas pero tanto unas como otras presentan una peculiaridad q…

EL JARDÍN DE ROCAS Criterios para su formación y mantenimiento

jardín de roca
Antes de nada me gustaría explicar que en esta y todas las ocasiones, siempre me refiero a jardines como el nuestro: modestos, que no requieren de grandes inversiones de dinero o de tiempo. Diseñados y cuidados por personas que trabajan fuera de casa y solo pueden dedicarle algún rato de su tiempo libre. Jardines que solo se proponen dos objetivos: ser lo más hermosos posible con el menor esfuerzo y ser respetuosos con el medio en el que están ubicados.


* * * * * * * * * * * * * 
Hoy quiero hablaros del jardín de rocas que, junto con el jardín umbrío, es el que más se asemeja a la naturaleza, el que tiene un aspecto más natural y espontáneo.

Nosotros tenemos la grandísima suerte de tener en el jardín una rocalla natural. Si no se tiene pero queremos construirla, los consejos que dan los jardineros expertos son los que siguen.
rocalla con tulipanes
Para elegir y preparar el lugar (cosa muy importante ya que de esta forma, aseguramos el éxito del jardín y su duración en el tiempo):
  • Elegir para la rocalla una zona aireada pero al abrigo de los vientos, con buena iluminación, a pleno sol si es posible y con orientación suroeste, noroeste u oeste.
  • Lo ideal es un lugar alto, en suave pendiente. Si no lo tuviéramos podemos simularlo colocando piedras amontonadas y excavando senderos.
  • Diseñarla con un estilo natural que se asemeje a la naturaleza circundante, en pendiente suave y con rocas a ser posible de la zona.
  • Evitar que haya árboles grandes cerca.
Para la plantación de la rocalla:
plantas cobertoras típicas de rocalla
  • Las plantas de rocalla necesitan un suelo bien drenado. Si fuera necesario, prepararíamos un lecho o capa de pequeñas piedras calcáreas sobre las que iría luego la tierra de cultivo. A la mayoría de plantas para roqueda, les gusta estar sobre una tierra ligeramente calcárea pero con una capa superior rica en humus.
  • Que se necesite un buen drenaje no significa que les guste pasar sed. En verano puede ser necesario regarlas y sobre todo cuando las plantemos hasta que se las vea bien arraigadas.
Criterios para la elección y colocación de las plantas:
  • El tipo de plantas más comunes en una rocalla, las que más juego nos dan serían:
Plantas que forman matas, que trepan o se extienden cayendo en cascada (cobertoras, reptantes o tapizantes)
arabis en una rocalla
Arbolillos (entre ellos coníferas) y arbustos enanos

Bulbosas
narcisos
Plantas suculentas si el clima lo permite

Plantas aromáticas
lavanda
Algunas alpinas (no todas resisten por debajo de los 600m de altitud). Las hay maravillosas y a veces una no resiste la tentación de ponerlas pero no siempre se adaptan bien.
  • Una cosa muy importante a tener en cuenta es que las plantas crecen. Sí, si, parece una perogrullada pero a todos nos ha pasado ponerlas demasiado juntas porque son pequeñas y parece que quedan perdidas y al cabo de un tiempo, tener que sacrificar alguna para que haya espacio para todas.
rocalla

  • Elegiremos las plantas en función del tiempo del que dispongamos para dedicarle al jardín,  para que luego mantenerlo no se convierta en un sacrificio. Yo os iré hablando de las que nosotros tenemos, todas muy rústicas, resistentes, que exigen el mínimo esfuerzo por nuestra parte pero que son hermosas y agradecidas.
  • Prestaremos atención a la armonía y el contraste entre los colores de las que florecen al mismo tiempo y también de los follajes.
  • Armonizaremos las formas de las hojas,desarrollo de las ramas, aspecto general de las plantas, altura, anchura, etc.
  • Formaremos conjuntos, masas de plantas de la misma especie, en vez de dispersarlas, una aquí y otra allá.
  • Elegiremos las plantas mirando su época de floración de forma  que siempre haya  alguna florecida, que nunca falte un toque de color.
  • Procuraremos no juntar plantas muy vigorosas con otras que lo sean muy poco ya que las primeras se “zamparían” a las segundas no tardando mucho.
El color en la rocalla
Lo ideal es formar una base de color verde en diferentes tonalidades que pueden ir del plateado y el dorado al verde muy oscuro y entre los verdes, manchas de color que vayan en gama y armonicen entre sí y que se extiendan a lo largo de todo el año.
Cuidado no pasarse con las flores primaverales y estivales para que el color no sea demasiado abigarrado. En las otras estaciones no hay problema pues el número de plantas con flores disminuye notablemente.

En algún próximo capítulo, para no hacer demasiado largo éste,  os hablaré de las plantas que a nosotros nos han dado muy buen resultado en la rocalla, de sus características y cuidados.

Comentarios

  1. Qué lujo tienes al tener una roca natural en tu terreno! muy bueno lo que explicas. He visto en Chile, geranios cayendo desde las rocas, frente al mar.
    Besoss
    hoy desde http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2013/11/el-cronut-lo-nuevo-en-pasteleria.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una gran suerte porque las rocas le dan al jardín una gran belleza y muchas posibilidades, entre ellas las que explico en la entrada. Al tenerlas ya el propio terreno te ahorras mucho trabajo y dinero. Besos Norma

      Eliminar
  2. Magnífico artículo has escrito, Ruqui, sobre los jardines de rocalla, el mío tiene una zona natural de rocalla y es un lugar muy agradecido para las bulbosas y las aromáticas, como bien has dicho.
    Me ha encantado ver lo bonito que tienes tu jardín!
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Montse. Lo malo (y lo bueno al mismo tiempo) es que lo de las fotos es así durante una pequeña temporada. Después, haces la foto en el mismo sitio y ya todo es diferente. Hay veces que te gustaría conservar un rincón tal como está pero las plantas crecen , pierden las hojas... van a su aire...son las que mandan en el jardín. Un beso y gracias por visitarme.

      Eliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

NARANJOS Y LIMONEROS: conocerlos y cuidarlos

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA