UN BANCAL DE JUDÍAS VERDES EN EL HUERTO

bancal de judías verdes
Julio es el mes en el que siempre siembro las judías verdes. Suelo poner dos bancales: uno a principios de mes y otro a finales, con el fin de estirar luego la cosecha.
Habrá quien piense que ya es muy tarde pero a mí en este clima y con las características de mi huerto, es la época en la que mejor se me crían, sin enfermedades ni problemas. Hay que tener en cuenta que aquí en el norte, septiembre y octubre son los meses más cálidos y “secos” del año que es lo que requieren las judías verdes para no enfermar de hongos y demás

¿Y qué es un bancal? Pues una banda o faja de terreno ancha y llana donde se siembran juntas las semillas a diferencia de los surcos que son estrechos y las semillas van en hilera de una en una.

bancal
Utilizo una variedad enana por lo que no son necesarios palos o tutores para que trepen. La planta es enana pero las judías que proporciona son de tamaño normal, abundantes, tiernas, sin hebras, buenísimas.

planta de judías verdes
El trabajo queda reducido a preparar el terreno, sembrarlo, verlas crecer y recolectarlas. Sí, así de fácil. Cuando veo a mis vecinos deslomarse poniendo palos, regando, quitando hierbas…me doy cuenta de la maravilla de cultivar con este método. Al  sembrar de esta manera, las plantas crecen juntas, el terreno no se seca y las hierbas no tienen sitio donde crecer.

Qué necesitamos?

Semillas de calidad garantizada. Yo utilizo las de la variedad "judía enana garrafal rabona" o "judía enana nassau".

semillas de judías controladas
Una bilda, un rastrillo y un azadillo

herramientas para el huerto

PROCEDIMIENTO
Mullimos el terreno, removiéndolo con una bilda. Mejor unos días antes para que la tierra se airee.

terreno mullido con bilda
Alisamos el terreno con el rastrillo dejando tierra sobrante en los laterales para luego cubrir con ella las semillas. Yo hago los bancales del ancho del rastrillo más o menos.

Esparcimos las semillas sobre el bancal. Las judías las pongo a unos 7 o 10cm de distancia (pero no uso el metro jeje)
Apretamos un poco las semillas contra el terreno con el canto del rastrillo.

Las cubrimos con la tierra que habíamos dejado en los bordes del bancal.

Volvemos a presionar un poco la tierra para que se adhiera a las semillas.

Con el azadillo, curioseamos las orillas del bancal si es necesario.


Lo regamos y lo mantenemos húmedo hasta que nazcan las plantitas.


plantas de judías verdes

Las judías, igual que las demás leguminosas, acumulan nitrógeno en sus raíces por lo que, una vez recogida la cosecha, conviene cortarlas al ras en vez de arrancarlas como se puede observar en el bancal de al lado, que estuvo con guisantes. Así, las raíces se pudrirán dentro del huerto y liberarán en él su preciada carga.

judías verdes

Comentarios

  1. Qué forma tan estupenda de explicar todo lo básico para la plantación de las judías verdes. He aprendido algunas cosas muy interesantes y que espero aplicar.
    Lo de plantar en julio me parece una gran idea, no apta, eso sí para los impacientes. Al final, no por correr se van a obtener resultados antes. La tierra es sabia y tiene sus tiempos.
    Me apunto también las variedades de judía enana que utilizas porque veo que el resultado que dan es excelente (solo hay que ver las fotos...) y encima con menor trabajo.
    Muchas gracias Ruqui por compartirlo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por visitarme y comentar. No sabes cuanto me alegro de que te haya gustado el post. Ya verás que resultado más estupendo te dan estas judías y qué poco trabajo. El mayor trabajo, recogerlas, ya que para conseguirlas en su punto perfecto conviene repasar el bancal todos los días en cuanto empiezan a dar. Un beso guapísima.

      Eliminar
  2. Me encanta tu huerto y tu jardín!!
    Volveré pronto con más tiempo!!

    Y qué cerca estás!!
    Hasta pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Margo, a mi me ocurre lo mismo con el tuyo. Tu jardín me tiene enamorada.
      Un beso

      Eliminar
  3. Me gusta cómo explicas el tema de las judías verdes. Son muy ricas y un excelente alimento; además de todas las bondades que nos cuentas, las judías de mata baja tienen otra sana propiedad: hay que doblar el lomo a diario para recogerlas, je, je, lo cual implica un saludable ejercicio. Te sigo y te invito a pasear por El Terrao (http://elterrao-dosurbanitasenelcampo.blogspot.com.es/). Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rafael, acepto tu invitación encantada. Esta tarde,con el café, me daré una vuelta por allí. Respecto a lo de doblar el lomo te diré que son buenas para eso y para lo contrario pues yo suelo utilizar una banqueta chiquitina, de las de ordeñar, para recolectarlas sin molestar a mis lumbares que son algo cantarinas. La planto en medio del bancal, me siento y a llenar la cesta.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Aquí estoy Ruqui paseando por tu huerta. Me has hecho recordar los cursos de agricultura orgánica en que se nos aconsejaba cultivar en bancales de tal forma que pudiéramos acceder a las plantas tanto de un lado como desde el otro.
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gusto encontrarte también por aquí, Norma. Espero que disfrutes con mi huerto y mis flores. Me encanta compartirlos contigo. Un beso

      Eliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA

FLORES SILVESTRES DE COLOR AZUL, MORADO Y LILA