RECICLAR LOS RESTOS VEGETALES DE LA COCINA Y DEL JARDÍN. Elaboración del compost



Reciclar los restos vegetales de la cocina, del huerto y del jardín es muy sencillo.
En la cocina, nosotros reciclamos todos los restos vegetales: peladuras de patatas, cáscaras de frutas, hojas duras y secas de hortalizas ... vamos que no se tira nada y ésto dicho en sentido literal.
Todo ello va a un recipiente específico y de allí al compostero, donde unido a los restos de la huerta y el jardín: césped recortado, hierbajos, ramitas de la poda de los frutales... se convierte en poco tiempo en un maravilloso abono orgánico sano, limpio y ecológico con el que abonamos huerto, jardín  y  árboles frutales.

Yo animo a todo el que disponga de espacio a que haga lo mismo. Es sencillísimo, ecológico, barato (regalado: no cuesta nada y te ahorras comprar el abono) y hasta entretenido. Os explico en qué consiste:

El compostero

El nuestro es de obra. Se trata de un receptáculo dividido en dos contenedores.


Las paredes son de ladrillo con huecos entre ellos para que circule el aire.
El suelo es el propio terreno.
Por la parte delantera, en vez de una pared fija lleva unos listones de madera ensamblados en unos carriles situados a los extremos. 


Estos listones  se montan y desmontan según las necesidades y resultan muy cómodos para vaciar y llenar el contenedor. Vas añadiendo listones a medida que se va llenando y viceversa.


Se coloca en un lugar discreto pero accesible del jardín, flanqueado por arbustos o plantas que lo disimulen. Nosotros lo hemos puesto detrás de las cajoneras de forma que no se ve desde la casa pero queda muy a mano.


Cómo se elabora el compost

Empezamos echando los restos en uno de los contenedores.


Cuando éste se ha llenado, trasladamos su contenido para el otro contenedor. De esta manera se mezcla y se airea. Después de trasladado, lo tapamos con unas paladas de tierra.
Volvemos a utilizar el primer contenedor que se nos ha quedado ahora vacío, para los restos que sigan surgiendo .

Cuando éste vuelve a estar lleno, el contenido del otro ya se habrá convertido en abono y podremos ya utilizarlo en la huerta y el jardín.

Y vuelta a empezar: uno llenándose y el otro tapado.


A medida que el abono se va haciendo, el volumen va disminuyendo como se puede observar en la foto.

Además de los restos vegetales podemos "tirar" al compostero de vez en cuando: cenizas de la estufa, basura recogida al barrer las terrazas, un poco de tierra... Lo que no debemos hacer nunca es añadir restos de comida cocinada pues esto atraería hacia el lugar a visitantes poco simpáticos como ratones o ratas.

De esta forma tan sencilla reciclamos basuras, obtenemos un abono limpio, sin malos olores ni moscas volando a su alrededor... y podemos practicar una horticultura ecológica, proporcionando a nuestras plantas nutrientes naturales.

Comentarios

  1. Hacía días que no pasaba por aquí.
    Apunto tus ideas y se las paso a mi hijo, para el huerto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lolines: gracias por la visita. Me alegraría mucho el que tu hijo encuentre algo de su interés.
      Un beso

      Eliminar
  2. Me parece una idea estuenda para tener una compostera en un lugar fijo. Los listones desmontables son muy prácticos y, aunque sea de obra, así pintada de verde queda muy discreta. Una forma muy buena de aprovechar residuos orgánicos y al mismo tiempo ahorrar en abono.
    Besos, Ruqui, y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel. La verdad es que nosotros estamos encantados con el sistema y con el abono que se obtiene. Si se quiere pequeña o movible, con las que venden en los centros de jardinería supongo que sea suficiente.
      Un beso y feliz fin de semana también para ti

      Eliminar
  3. Me compre un acebo que venía con dos bolitas hace cuatro años. Ha crecido y tiene unas hojas preciosas pero nunca ha tenido flor. Que le pasa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las causas pueden ser varias: puede que le aplicaran hormonas para inducir la floración precoz y venderlo más fácilmente y por eso traía las bolitas. Puede incluso que se las pusieran para venderlo más fácilmente y no fueran suyas (esto lo he visto con mis propios ojos). Los acebos, a veces tardan unos cuantos años en empezar a florecer sobre todo si no se encuentran en su hábitat natural o están en condiciones poco adecuadas. Dale un poco más de tiempo y cuídalo como se merece. Te recomiendo que visites la página que tengo publicada sobre ellos. Puedes pincharla AQUÍ

      Eliminar

Publicar un comentario

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CÓMO PODAR LIMONEROS, NARANJOS Y MANDARINOS

FLORES SILVESTRES DE COLOR AZUL, MORADO Y LILA

HIGUERAS: CUIDADOS Y PODA