domingo, 13 de abril de 2014

ÁRBOLES FRUTALES ¿Qué sabemos de ellos? Nociones básicas para la poda

Caqui o Palosanto
(Este capítulo, que formará parte de otro más amplio, contiene unas nociones básicas pero necesarias para iniciarse en la poda de frutales y arbustos con lógica y eficacia. Resulta un poco rollo...lo siento).

Los árboles, seres vivos con los que compartimos necesidades y espacios vitales, a los que debemos tanto y nos piden tan poco, ¿qué sabemos de ellos?

Que son vegetales, que tienen raíces, tronco y ramas, que dan sombra y fruta... y alguna otra cosilla más que vamos a recordar con este post y que nos vendrá bien refrescar para cuidarlos mejor y podarlos solo cuando sea necesario, con racionalidad y fundamento porque la poda ha de ser un acto de amor a la planta y no una agresión sin sentido.

Nunca realicemos un corte del que no sepamos claramente el propósito.

Con las raíces
Se sujetan al suelo y se aprovisionan de nutrientes.
El conjunto de todas ellas recibe el nombre de macoya o pan de raíces. Esta macoya tiene un tamaño y forma proporcional a la copa del árbol.
Si podamos la copa, influimos también en el tamaño de la macoya. Esta es la razón por la que algunos árboles adultos de copa amplia, son derribados por el viento cuando los podan drásticamente. Al sufrir la reducción de copa reducen ellos el tamaño de sus raíces y por tanto, su capacidad de sujeción al suelo.
  • A veces, sobre todo si el árbol es cultivado en maceta, es necesaria una poda de las raíces para contener su excesivo crecimiento en altura. Esto es imprescindible en el cultivo de bonsais.
  • La poda de raíces se  puede aplicar también a higueras cultivadas en lugares reducidos para que no invadan demasiado espacio. Se traza una circunferencia alrededor del árbol de 1´5m de radio y se cava un surco. Se van podando las raíces gruesas que nos van surgiendo y se dejan las finas. Hay que tapar enseguida la zanja para que las raíces que han quedado no se sequen.
  • También se podan las raíces de un árbol o arbusto que va a ser trasplantado.
El tronco
Es el tallo fuerte y leñoso que surge de las raíces y del cual nacen las ramas. Exteriormente tiene una corteza protectora. Por el interior, corren los vasos por donde circula la savia.
Tronco de manzano
  • La operación de poda relacionada con el tronco es el anillado de la corteza. Su objetivo es contener el excesivo vigor de un árbol y consiste en eliminar con un cuchillito afilado un anillo de corteza de medio centímetro de ancho. No se elimina la circunferencia completa sino que se dejan unos 3cm de corteza sin tocar. Se cubre inmediatamente la herida con cinta adhesiva de forma que quede completamente aislado y no entre el aire.
  • Esta técnica no es aconsejable en frutales de hueso y solo hay que recurrir a ella cuando otros métodos de poda resulten inútiles y se trate de la supervivencia del árbol.
Ramas principales o primarias
Forman el armazón o estructura del árbol y salen directamente del tronco. De ellas surgen las ramas secundarias.
Ramas primarias de un árbol
  • Las ramas principales o primarias solo se podan cuando estamos formando el armazón del árbol. Cuando el árbol ya tiene la copa formada, a las ramas principales no se les corta nunca la guía o ápice que es el brote que la remata, a menos que lo que se quiera es una fuerte brotación que como sabemos siempre va en detrimento de la floración. Si es necesario rebajarle la longitud a la rama, se realizan cortes de retorno, que explico más adelante.
Ramas secundarias
Forman el segundo piso del árbol y de ellas nacen las terciarias. Ocurre lo mismo que con las primarias.

Ramas terciarias
Portadoras de hojas y de ramitas fructíferas. Tampoco a éstas se les poda la guía o ápice después del periodo de formación.

El final de las ramas se llama guía. El final de la guía es el ápice y en el ápice se encuentra la yema apical o terminal.

Otros órganos distribuidos por las ramas y que nos interesan mucho ya que es en ellos y por ellos que se desarrollan las flores y los frutos son: 

Las yemas
Abultamientos o pequeñas protuberancias que hay en las ramas. De ellas surgen las hojas, las flores y las nuevas ramitas. Pueden ser de varias clases: 
  • Yemas de crecimiento, leño o madera: finas y puntiagudas. Dan lugar a ramitas de madera. 
Yema de madera o de crecimiento
  • Yemas fructíferas (florales o de floración): más grandes, abultadas y redondeadas. Dan lugar a flores y frutos.
Yemas de flor a punto de abrirse
  • Yema apical: la última de la rama. Es siempre de crecimiento y suele ser la primera en abrirse.
Yema apical
  • Yemas durmientes o latentes: no se desarrollan a no ser que el árbol sufra daños y necesite activarlas.
Al principio, las yemas del árbol son neutras (mayo-junio). Después, por la acción de algunas hormonas, tiene lugar la diferenciación y unas se vuelven de crecimiento y otras de fruto pero en algunos árboles no será hasta el año siguiente cuando esas yemas de fruto produzcan flores que se conviertan en hermosas manzanas o peras.
En los árboles de hoja perenne, la diferenciación de las yemas tiene lugar a finales del invierno,  principios de la primavera.
Ramas de madera
Solo contienen yemas de madera y de ellas solo nacerán ramitas o brotes.

Ramas mixtas
Las que portan yemas de flores y yemas de madera o leño a la vez. Son muy típicas de los melocotoneros.

Ramas de fruta o fructíferas
Son las que están provistas fundamentalmente de yemas floríferas.
Rama fructífera del guindo

Brindillas
Ramitas finas de entre 15 y 30cm de longitud que terminan generalmente en una yema de flor. No se deben despuntar en la poda.

Brindilla de un manzano
Brindilla del manzano

Lamburdas
En los frutales de hueso se llaman dardos.
Son ramitas más cortas que las brindillas (unos 7cm) que pueden ser  leñosas o floríferas.
Cuando año  tras año, se forma una sobre otra, un conjunto de lamburdas, tenemos los espolones que forman ramilletes de yemas florales.
Espolones
Espolones

Con la poda de ramitas laterales, se induce la formación de espolones.
Con la poda también eliminamos los espolones que nacen en la parte inferior de las ramas y se aclaran o reducen cuando se vuelven excesivos o están envejecidos.

Lamburda leñosa

Lamburda florífera

Chupones
Ramas muy vigorosas y fuertes que crecen verticales y no contienen yemas de fruto. Se eliminan todos desde la base a no ser que alguno venga bien para cubrir algún espacio.

Renuevos
Se les llama así a todas las ramitas tiernas cuando nacen. Más adelante se convierten en ramas leñosas.

Retoños
Son ramitas que nacen de la base del tronco o de las raíces. Se eliminan todos.

Hojas
Las hojas realizan las funciones más importantes: respiración, transpiración, fotosíntesis, fabricación de hormonas) Por eso es tan importante que sean abundantes y estén sanas. A veces sin embargo, se eliminan hojas en los melocotoneros para permitir que el aire y el sol penetren al interior de la copa y haya una mejor coloración de los frutos.
El deshojado o eliminación de algunas hojas se realiza también en la vid con el fin de evitar la aparición de mohos y conseguir más dulzor en el fruto.
Hojas de aguacate

Flores
Son los órganos de reproducción sexual de las plantas fanerógamas o espermatofitas (plantas con semillas). El conseguir una abundante floración es nuestro principal objetivo ya que las flores fecundadas se convierten en frutos.

     Flores del aguacate
Frutos
Parte que contiene las semillas. Estas suelen estar envueltas en una pulpa sabrosa y atractiva para que los animales se las coman y las dispersen.
Como medio de mejorar la calidad y tamaño de los frutos, a veces se lleva a cabo un aclarado. Se realiza cuando los frutitos son pequeños eliminando los que están muy juntos
El conjunto de todas las ramas y ramitas con sus hojas correspondientes forman la copa del árbol. Cada especie tiene su forma de copa característica que es una seña de identidad. Con la poda, se modifica la copa para que el árbol frutal se vuelva más productivo y su cuidado y recolección más cómodos.
Copa del limonero