lunes, 27 de octubre de 2014

EL LAUREL (Laurus nobilis)

Laurel (Laurus nobilis)

Creo que nunca vi una comida preparada por mi abuela Martina en la que no hubiera una hoja de laurel.
El laurel de mi abuela era un tesoro compartido por casi todo el pueblo. Era el único laurel que resistía los crudos inviernos de aquel pueblo de León gracias a su ubicación en un huerto bien protegido por un muro de tierra apisonada que lo circundaba. Las vecinas plantaban esquejes que acababan sucumbiendo a las heladas así que cuando mi abuela podaba el laurel, no se desperdiciaba una sola hoja. Todas ellas estaban adjudicadas de antemano.
Aquí en Cantabria sin embargo, el laurel nace espontáneamente y alcanza el tamaño de un buen árbol. Forma parte de la vegetación natural de los bosques que surgen sobre afloramientos de rocas calizas, junto con encinas, madroños, aladiernos, avellanos y espinos albares.
Encinar cántabro

Desarrolla una copa frondosa, ramificada a veces desde la base por lo que puede desarrollarse como arbusto o como árbol.
En su hábitat natural puede alcanzar los 6 metros de altura aunque en los jardines suele mantenerse más bajo.

Sus hojas son lanceoladas, de hasta 10cm de largo, de borde liso pero formando ondas, coriáceas, de color verde oscuro, muy aromáticas.
Hojas del laurel

Sus flores nacen en primavera en ramilletes y son unisexuales, de color amarillo con cuatro pétalos rodeados de brácteas, aromáticas como las hojas.
Flores del laurel

Los frutos son drupas negras ovaladas parecidas a las aceitunas que contienen un aceite medicinal pero no son comestibles.
Frutos del laurel

Si se desea tener laureles que lleguen a dar fruto, necesitamos plantar pies femeninos y masculinos.

CÓMO CUIDAR UN LAUREL

Si el clima lo permite, merece la pena tener un laurel. Son propios de climas cálidos y benignos pero también soportan  bastante bien el frío si se les ubica en un lugar protegido.
  • Le gusta el pleno sol y el riego veraniego.
  • Si el frío invernal es muy intenso, hay que protegerlo cubriendo el suelo a su alrededor.
  • Se adapta a casi cualquier tipo de suelo pero prefiere los de tipo calizo y más bien secos.
  • Puede cultivarse en maceta.
  • Se reproducen por medio de semillas o de esquejes, mejor semileñosos. También por acodo o por retoños basales. Las semillas han de estratificarse, es decir, tienen que pasar un invierno enterradas en el suelo.
USOS EN EL JARDÍN

El laurel es un árbol o arbusto que resulta más interesante por su follaje que por sus flores o frutos aunque también estos son decorativos y aromáticos.
Como seto es muy adecuado ya que soporta muy bien la poda y forma una masa densa y perenne que aísla muy bien.
También se usa como cortavientos para proteger zonas más delicadas del jardín ya que sus hojas coriáceas resisten bien el viento y sus ramas flexibles también. Aquí en Cantabria es muy frecuente rodear las plantaciones de naranjos y limoneros con laureles para protegerlos del terrible viento sur y del frío.
Laureles como cortavientos

Tolera la sal por lo que es muy adecuado para zonas costeras.
Como planta aromática, sus hojas son y han sido muy apreciadas en la cocina tradicional española. Es muy típico en Cantabria, hacer el arroz con leche cociendo ésta con una hoja de laurel. También resulta imprescindible en un ramillete de hierbas o en un bouquet garni.

PODA

Si nuestro laurel es un arbusto más de los que hay en el jardín, apenas necesitará poda. Solo si adquiere un tamaño excesivo o crece de forma irregular, lo podaremos en primavera.
Si de lo que se trata es de una poda de rejuvenecimiento, la haremos también en primavera, de forma intensa, casi a ras de suelo y pintaremos las heridas con materia cicatrizante.
Ramita de laurel con yemas florales

CURIOSIDADES

En la antigüedad era considerado un árbol sagrado. Según la leyenda, la ninfa Daphne fue convertida en laurel para esquivar a Apolo.
Los romanos tejían con sus ramillas coronas con las que honraban a sus personajes ilustres.
Era y sigue siendo el símbolo de la sabiduría . Aún hoy día utilizamos la expresión “poeta laureado”
Laureles en el jardín