martes, 22 de julio de 2014

LAS HORTENSIAS (Hydrangea macrophylla), REINAS DE JULIO


Macizo de hortensias de diferentes colores
No hay más que venir a la cornisa cantábrica de vacaciones en julio (cosa por otra parte muy recomendable) para disfrutar del maravilloso espectáculo que ofrecen las hortensias. Las encontramos por todas partes: parques y jardines públicos y privados. No hay nadie que se resista a su encanto y es que ¡se dan solas! En este ambiente fresco y húmedo están a sus anchas. Apenas hay que dedicarles algo de tiempo  en la época de la poda.
Si se tiene el capricho, también se pueden cultivar en otros climas pero con algo más de esfuerzo y dedicación por nuestra parte.

Las hortensias son plantas semiarbustivas de hoja caduca que, en condiciones óptimas, pueden llegan a alcanzar un tamaño considerable (hasta 3m de altura). Es por lo que aquí en el norte se emplean con frecuencia para vallas y setos.

Sus flores se presentan en corimbos terminales, globosos o aplanados de diversos colores que van del blanco al azul pasando por toda la gama de rosas. Existen multitud de cultivares pero en conjunto diferenciamos dos tipos:
  • Hortensia común: con corimbos globosos de hasta 20cm de anchura y flores estériles en su mayor parte
Hortensia común
  • Hortensia Lace Caps: con corimbos aplanados y flores fértiles en el centro y estériles alrededor.
Hortensia Lace Caps
Si las hortensias se encuentran en terrenos ácidos, las flores viran hacia el azul.
Hortensia Lace Caps que ha virado a azul
 Si se sitúan en terrenos alcalinos, hacia el rosa pálido. También las hay de un blanco inmaculado.
Hortensias blancas
Sus hojas son grandes, ovaladas y dentadas y sus tallos, de jóvenes son verdes y tiernos y después leñosos.
Hoja de la hortensia

QUÉ LES GUSTA A LAS HORTENSIAS
Sobretodo el clima templado-fresco aunque resiste las heladas no muy fuertes.
El suelo sustancioso, fresco y tirando a ácido.
Los riegos abundantes.
Les gusta una posición soleada si el clima es fresco y húmedo pero si no, prefieren la semisombra o la sombra.
Hortensias formando un seto

QUÉ NO LES GUSTA
El suelo alcalino o calcáreo. Si el nuestro es así, tenemos que enmendarlo con abundante turba y abono orgánico antes de plantarla.
El ambiente seco. Quizá en ciertas zonas, sea necesario pulverizarlas o ducharlas en los días calurosos.
El frío extremo. En ese caso, hay que protegerlas de las heladas.
Parterre de hortensiasd

CUÁNDO FLORECEN
Las hortensias florecen desde principios de verano a principios del otoño. Las flores nacen en los tallos del año anterior aunque algún tallo fuerte y vigoroso del mismo año también puede llegar a florecer.
Las flores de las hortensias, si han tenido las condiciones de agua y temperatura adecuadas, siguen siendo hermosas después de marchitas. Adquieren entonces una coloración y una textura diferentes.

CÓMO Y CUÁNDO SE PODAN
Las plantas jóvenes no necesitan otra poda que la de eliminar las cabezuelas de flores secas y algunos tallos débiles o excesivos a principios de primavera.

Las plantas adultas sí agradecen una poda anual de rejuvenecimiento. Para ello, eliminamos cada temporada, a principios de primavera, una tercera o cuarta parte de los tallos viejos para incitar la brotación de tallos nuevos y vigorosos que florecerán al año siguiente.

Al mismo tiempo suprimiremos también todos los tallos o brotaciones que veamos endebles o débiles.
Y por último, recortaremos las cabezuelas de flores secas, cortando hasta un par de yemas vigorosas o hasta la altura que nos convenga pero siempre por encima de dos yemas.
Hortensia sin podar

Hortensia podada
Hay quien quita las cabezuelas en otoño, cuando se secan, pero en climas como el mío y más fríos, conviene dejarlas en la planta hasta la primavera pues le sirven de abrigo para las heladas.

CÓMO SE REPRODUCEN
Muy fácilmente mediante esqueje semileñoso en otoño. Para ver el procedimiento en detalle, podéis visitar esta página: Cómo obtener nuevas plantas a partir de esquejes