jueves, 5 de enero de 2017

ELÉBORO VERDE (Helleborus viridis)

Eléboro verde (Helleborus viridis)

Empiezan a surgir, en las zonas umbrías y asilvestradas del jardín, los heléboros verdes.
Son plantas herbáceas que no suelen superar los 40cm de altura y de las pocas silvestres que florecen solo y durante todo el invierno.

Son plantas vivaces y aunque su parte aérea se seca y desaparece a principios del otoño, la subterránea persiste de un año para otro.

Primero, surgen entre la hierba o la maleza, sustentadas por un largo peciolo, algunas hojas que salen directamente de la raíz. Luego, va apareciendo el resto de la planta.


Pertenecen a la familia de las Ranunculáceas y como la mayoría de sus hermanas, son plantas venenosas aunque en tiempos fueron utilizadas  como vermífugo, ocasionando probablemente, más daños que beneficios.

Las hojas radicales son compuestas, glabras (sin pelos) y están formadas por entre 7 y 13 folíolos de borde aserrado, dispuestos en círculo.

Hoja de Helleborus viridis compuesta de segmentos con borde aserrado

Las hojas de los tallos florales (caulinares) son sésiles (sin peciolo), también compuestas  y similares a las radicales pero con menos folíolos y de tamaño más pequeño.

Hojas caulinares de Helleborus viridis

Las flores son de color amarillo-verdoso o verdoso, surgen en el extremo de los tallos, algo inclinadas hacia abajo y están formadas por 5 sépalos abiertos convertidos en tépalos, entre 8 y 12 pétalos mucho más cortos que los sépalos, transformados en nectarios en forma de tubo, numerosos estambres y un  gineceo (órgano femenino) con tres o más carpelos unidos por la base.

Partes de la flor de Helleborus viridis

El fruto es un folículo con tantas piezas terminadas en pico como carpelos tenía la flor.

Fruto de Helleborus viridis

Crece en zonas húmedas y umbrías de Europa occidental , entre la hierba y la maleza; también en los bosques de suelo calcáreo o calizo.

Flor verde del eléboro verde (Helleborus viridis)

Florece durante todo el invierno, hasta marzo. Las que hoy os muestro son las primeras.


2 comentarios :

  1. Me encantan los Eléboros Lidia y aquí también comienzan a florecer, casualmente tengo una foto de ayer. Son preciosos y dan alegría al invierno. Feliz semana mi querida amiga y un besin muy muy muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola. Es verdad que da alegría ver cómo empiezan ya las plantas a desperezarse y florecer y más este año con estas temperaturas. Un beso muy grande para ti.

      Eliminar

Publicar un comentario